17 Abr
cio

CIO, abanderado de la digitalización en las organizaciones

¿Qué papel juega el CIO en el proceso de digitalización que las organizaciones están viviendo en la actualidad? Para responder a esta pregunta debemos entender primero la importancia que supone la digitalización para cualquier organización.

Y es que según IDC, en 2021 el 50% de los ingresos provendrán de la transformación de modelos de negocios digitales basados en economías de plataforma y monetización de datos.  De ahí que el proceso de digitalización se convierta en estratégico para cualquier organización que aspire a estar presente en el mundo digital.

El CIO debe liderar el cambio cultural y organizativo que las organizaciones deben acometer para elevar sus negocios un nuevo plano digital, donde la experiencia de usuario será decisoria y en el que las nuevas tecnologías y los entornos MultiCloud establecerán los nuevos criterios competitivos de una nueva era que ya ha comenzado, y cuya velocidad de maduración supera con creces a todas las anteriores. ¿Y qué prioridades tiene en la actualidad un CIO que esté en España? Revisando el resultado de la última encuesta de indicadores digitales realizada por IDC a finales de 2018, podemos identificar las tres prioridades que los CIOs tendrán para 2019 y que determinarán en parte sus nuevas funciones y responsabilidades:

  1. El 58% de los CIOs tratará de optimizar las operaciones de su organización a través de procesos digitales y automatización para agilizar la capacidad de reacción y mejorar los tiempos de respuesta.
  2. El 56% de los CIOs priorizará sus inversiones en la plataforma de transformación digital, ya que estás deben ser capaces de articular los nuevos servicios digitales y consolidar la relación con el mundo digital.
  3. El 34% de los CIOs mejorarán la interacción con el cliente a través de experiencias digitales, puesto que el objetivo de cualquier estrategia de digitalización es adaptar la relación de la organización con el cliente tratando de convertirlo en el centro de cualquier nuevo servicio digital.

El CIO deberá consolidar las nuevas estrategias de colaboración dentro y fuera de la empresa, ya que será el responsable en última instancia de convertir en realidad la transformación de procesos tradicionales en nuevas experiencias digitales. Unas experiencias que deberán alinear los intereses del cliente con las practicas de negocio de la organización y que además deberán incluir en su ADN una componente de seguridad que proyecto la confianza necesaria demandada por los clientes digitales.

El CIO deberá también liderar la nueva cultura de colaboración y su aplicación. Para ello será imprescindible alinear la parte organizativa y tecnológica a través de la correcta redefinición de procesos entre todas las unidades y departamentos de la organización, teniendo como objetivo estratégico su digitalización y automatización.

En paralelo, deberá colaborar con el CISO para fusionar seguridad y procesos en una única unidad que dé lugar a nuevos servicios y experiencias digitales seguros desde su diseño. La importancia que el cliente dará a la seguridad en el nuevo contexto digital se recoge en el último informe que IDC realizó con motivo de la entrada en vigor de RGDP el pasado 25 de mayo de 2018, donde el 82% de los usuarios manifestaron que ver comprometida la seguridad de sus datos personales significaría perder su confianza en la empresa responsable.

2019 será el año en el que las organizaciones pongan en marcha sus nuevas estrategias digitales, y el CIO deberá convertirse en el abanderado del proceso de colaboración, definición, ejecución y seguridad en torno a aquellas nuevas experiencias digitales que definirán el futuro marco competitivo para las organizaciones.

Emilio Castellote

Senior Research Analyst, IDC Spain

10 Abr
zero trust

“Zero Trust” la desconfianza que refuerza las estrategias de protección del dato

Según IDC, en 2024 el 90% del Global 1000 habrá adoptado tecnologías y herramientas multicloud.

En plena implantación de las medidas que habilitan a las empresas para cumplir con la reciente aprobación de la última ley en materia de protección de datos (GDPR), vemos como las estrategias de ciberseguridad han ido evolucionando también durante los últimos años con escenarios IT que continúan su desarrollo imparable hacia entornos cada vez más dispersos y dirigidos hacia el mundo MultiCloud.  De hecho, según IDC, en 2024 el 90% del Global 1000 habrá adoptado tecnologías y herramientas multicloud.

La adopción de los nuevos entornos MultiCloud nos confirma el desplazamiento del foco de protección, que en un principio se centraba en el perímetro que albergaban las empresas, para ir trasladándose poco a poco hacia los dispositivos móviles, según la necesidad de movilidad hacia viable la apertura de esos perímetros controlados y de difícil acceso.

Pero es ahora en plena era digital, cuando es imprescindible proteger el DATO aportando nuevas tendencias y estrategias de ciberseguridad, reenfocando cualquier nueva estrategia hacia la protección del DATO con independencia de la red o el dispositivo utilizado.

Uno de los cambios más llamativos es el asociado a los patrones de protección asumidos a la hora de poner en práctica dichas estrategias de ciberseguridad en términos de confianza. Ya que ahora se modifica el concepto de confiabilidad de las redes corporativas y el cambio implica pasar a una posición de desconfianza continua, donde ya no importa la red o el dispositivo que acceda a la información, sino la información propiamente dicha.  El concepto “Zero Trust” trata de generar un nuevo movimiento que permita definir una estrategia de ciberseguridad acorde al campo de acción MultiCloud donde la colaboración es fundamental y el ciclo de control debe reenfocarse hacia el DATO en lugar de al usuario.

Con la filosofía de trabajo “Zero Trust” trataremos de considerar que cualquier usuario y/o dispositivo es ajeno a la organización, y entraremos a una nueva era donde cualquiera puede acceder al DATO y por lo tanto será necesario controlar el servicio del DATO. Es decir, quien accede o puede acceder a él, desde donde lo hace, para qué lo hace y en última instancia qué puede hacer ese usuario con él.

La evolución de las redes IT hacia entornos de concentración de los silos de información en el escenario MultiCloud refuerzan la viabilidad de construir el acceso al DATO con un servicio que puede ser monitorizado y controlado en cualquier momento desde la plataforma central de orquestación MultiCloud. La premisa de considerar a cualquier dispositivo y/o usuario como ajeno a la red corporativa supone introducir nuevos controles de identidad y acceso a la información de forma continua que no otorguen identidades de confianza consolidadas. De este modo, se establecen nuevos ciclos de autenticación y verificación continuos más allá de los tradicionales sistemas de acceso a redes corporativas.

Las nuevas estrategias de ciberseguridad deberán enfocarse en el ciclo de vida del DATO, y para ello las nuevas redes de información deben ser percibidas bajo la filosofía “Zero Trust” para aumentar la protección del dato, al mismo tiempo que se implementan nuevos nuevas modelos de acceso con sistemas de autenticación y gestión de identidades dinámicos capaces de orquestar las nuevas estrategias de ciberseguridad digital.

Emilio Castellote

Senior Research Analyst, IDC  España

03 Abr
digital signage

Las posibilidades de Digital Signage

Según datos de IDC, Digital Signage seguirá siendo en 2019 uno de los principales casos de uso de IoT del sector Retail, representando actualmente el 8% de este mercado español

La mejora de la experiencia del cliente, la orquestación omnicanal, la hiperpersonalización y la digitalización siguen siendo los objetivos principales y previstos del sector Retail, lo cual revela la importancia de adoptar la innovación a nivel estratégico dentro de las organizaciones para poder ser competitivas en el desafiante entorno empresarial. Además, las organizaciones deben abordar los desafíos críticos del negocio, como ciclos de venta más rápidos, y deben proporcionar las herramientas necesarias para ayudar a mejorar el compromiso y elevar la experiencia del cliente.

 

Según datos de IDC, Digital Signage seguirá siendo en 2019 uno de los principales casos de uso de IoT del sector Retail, representando actualmente el 8% de este mercado español, y posicionándose como la segunda solución más relevante del sector por detrás de las operaciones omnicanal. En el mercado europeo ocupa el 14%, siendo también la segunda solución más representativa de casos de uso de IoT del sector Retail.

Las ventajas del uso de la cartelería digital son cada vez mayores y más conocidas en el mercado. Permite dividir el día de transmisión en varias partes, emitiendo un tipo diferente de programa o anuncio dependiendo del público objetivo al que esté orientado. Hay un enfoque más preciso del producto y se habilita la interactividad. Además, gracias a ello mejora el recuerdo y la retención por parte del receptor potenciando de esta forma la fidelización del cliente. Gracias a la facilidad de implementación y control, la cartelería digital permite realizar pruebas e iteraciones rápidas. Estas ventajas repercutirán considerablemente en la reducción de los costes y en el incremento de los ingresos derivados de dicha actividad.

 

El mercado español de cartelería digital, según los datos de que disponemos en IDC, crecerá un 19,9% en 2019 alcanzando 54.653 unidades a medida que más empresas continúan adoptando esta tecnología de visualización con fines publicitarios y de información general. Además, el crecimiento medio anual en España para esta solución será del 12,1% hasta 2022, cuando se alcanzarán las 71.928 unidades valorando el mercado en 106 millones de euros. Los datos para Europa son algo más conservadores, se alcanzarán las 809.628 unidades en 2019 con un crecimiento del 14,6%. En este caso, el crecimiento medio anual europeo para esta solución hasta 2022 será del 10,9%, alcanzando 1.069.026 unidades valorando el mercado en 1.698 millones de euros.

 

Los avances en la tecnología hacen que productos como la cartelería digital ofrezca cada vez más opciones a la hora de su desarrollo e implantación. Desde IDC os avanzamos cuales serán para los próximos años algunas de las tendencias en Digital Signage:

 

-Omnicanalidad: Como sabemos, la clave de la omnicanalidad es ofrecer una experiencia consistente al consumidor, independientemente del canal utilizado. A través del móvil buscan ofrecer un proceso de compra lo más cómodo posible para mejorar experiencia y diferenciarlo del resto de sus competidores. Deben facilitar la interacción móvil con herramientas que permitan recibir ofertas o promociones personalizadas, así como otra información relevante ya sea desde las pantallas de cartelería digital que encuentren en la tienda o desde su app y que, a través de un código QR, puedan finalizar la compra en cualquier momento.

 

-Asistentes de voz e IA:  La inteligencia artificial unida a este tipo de plataformas proporciona el análisis de los hábitos de consumo y el perfil del cliente gracias a la gran cantidad de datos anónimos y privados que obtiene en tiempo real de estos mientras se encuentran en la tienda. No podemos olvidar que la automatización a la hora de crear el contenido y de adaptarlo a cada cliente es clave para conseguir la eficiencia esperada.

 

Por otro lado, gracias a los asistentes de voz se optimiza el tiempo de los trabajadores, reduciendo tareas repetitivas ya que pueden resolver las dudas de los clientes que, gracias a su empoderamiento, mejoran su experiencia de compra y la imagen de la marca ya que hoy en día el cliente busca sentirse libre dentro de la tienda sin depender de los empleados para estar informados sobre los productos.

 

-Realidad virtual y realidad aumentada: Pese a todavía ambas tecnologías son incipientes dentro de la cartelería digital, gracias a la innovación que supondrá, proporcionará una imagen mejorada de la marca y permitirá la interacción del cliente reduciendo la barrera entre el mundo offline y online en el establecimiento de tal forma que la experiencia del cliente alcanzará otro nivel.

 

Por lo tanto, gracias a la implantación de estas tecnologías en las carteleras digitales de las tiendas se podrá ofrecer productos e información personalizada para cada momento concreto al conocer los intereses de cada consumidor en tiempo real.

 

Para concluir, según vemos desde IDC, debemos seguir considerando en los próximos años a la cartelería digital como un driver clave dentro del sector Retail que, ayudado de tecnologías como la inteligencia artificial, la realidad aumentada y virtual y la omnicanalidad, contribuirá a mejorar la experiencia del cliente para conseguir su fidelización.