Las empresas invertirán casi 1000 millones de dólares en tecnologías relacionadas con el Futuro del Trabajo en 2023

Transformación del puesto de trabajo

El trabajo híbrido, que en su día se pensó que era un medio temporal para permitir a las empresas continuar con sus operaciones comerciales durante la pandemia de COVID-19, se ha convertido en un pilar básico del panorama laboral mundial.

Para permitir estos modelos de trabajo híbrido, las organizaciones están invirtiendo en una amplia gama de tecnologías y servicios con el fin de aumentar la productividad de la fuerza de trabajo y permitir nuevas formas de trabajo más ágiles. Una nueva previsión de International Data Corporation (IDC) Worldwide: Future of Work – Spending Guide muestra que las organizaciones gastarán casi 1000 millones de dólares en el Futuro del Trabajo (FoW) en 2023, un aumento del 18,8% con respecto a 2022.

“Los modelos de trabajo continúan evolucionando. El 37% de los responsables de la toma de decisiones en una reciente encuesta global señalan que los modelos de trabajo remotos e híbridos serán una parte integrada de las prácticas de trabajo aceptadas, respaldadas por un cambio continuo hacia la nube, lugares de trabajo físicos cada vez más instrumentados e interconectados y espacios de trabajo digitales inteligentes”, en palabras de Holly Muscolino group vice president, Content Strategies and the Future of Work. “Las organizaciones deben realizar inversiones continuas en tecnología digital para atraer y retener el talento, aumentar la eficiencia operativa y seguir siendo competitivas.”

IDC define el futuro del trabajo como un cambio fundamental en el modelo de trabajo hacia uno que fomente la colaboración hombre-máquina, permita nuevas habilidades y experiencias de los trabajadores, y apoye un lugar de trabajo físico reimaginado y un espacio de trabajo digital sin fronteras.

El marco de investigación Future of Work de IDC está diseñado para ayudar a las organizaciones a estructurar sus estrategias de transformación del trabajo y a dar alcance a las iniciativas del futuro del trabajo. Este marco adopta un enfoque holístico e integrado, que abarca tres pilares interrelacionados e interconectados: Capacidades aumentadas, Cultura y Espacio:

El espacio, que se centra en cómo el entorno de trabajo debe adaptarse para apoyar a la nueva fuerza de trabajo híbrida y la nueva cultura de trabajo, es el mayor de los tres pilares, y representa casi el 60% de todo el gasto estudiado en Futuro del Trabajo en 2023. El entorno de trabajo debe ser inteligente y dinámico, conectado y seguro, e independiente de un lugar físico o de un momento específico del día. Las inversiones en tecnología deben permitir el acceso a los recursos corporativos y apoyar la colaboración para que todos los trabajadores puedan contribuir eficazmente, ya sea a tiempo completo o parcial, de forma local o remota, permanente o temporal, y ya sean humanos o máquinas.

Augmentation, es decir, la capacitación y adopción del nuevo digital coworker, será el segundo pilar más importante, con más de un tercio del gasto en transformación del puesto de trabajo este año. Más de la mitad de este gasto se destinará al hardware y el software que los trabajadores necesitan para ser más productivos y, al mismo tiempo, permitirles la libertad de centrarse en actividades de mayor valor y en la innovación. Esto incluye tecnologías como la inteligencia artificial (IA), la robótica, la automatización de procesos y la realidad aumentada y virtual (RA/VR). Este segmento experimentará el crecimiento más rápido del gasto durante el periodo de previsión 2021-2026, con una tasa de crecimiento anual compuesta del 23,1%.

La cultura, que se centra en trabajadores comprometidos y capacitados alineados con las nuevas habilidades digitales, representará el 5% restante del gasto en Futuro del Trabajo en 2023. Casi dos tercios del gasto en este pilar se destinarán a servicios de TI y servicios empresariales, ya que las organizaciones persiguen la transformación del trabajo a través de iniciativas continuas que requieren innovación continua y un nuevo tipo de agilidad organizativa.

Future of Work – Spending Guide de IDC es la guía de gasto que evalúa y dimensiona la oportunidad de inversión del usuario final relacionada con los tres pilares de transformación del Futuro del Trabajo -Capacidades Aumentadas, Cultura y Espacio – que apoyan la transformación para conseguir una experiencia mejorada del empleado y del lugar de trabajo. Los datos de inversión de esta guía de gasto se presentan en 10 programas, 26 casos de uso y 22 categorías tecnológicas, así como en 19 sectores y nueve regiones geográficas.

Desde una perspectiva tecnológica, el área de mayor inversión en 2023 será el hardware, donde se espera que las empresas compren más de 300.000 millones de dólares en dispositivos endpoint, hardware empresarial, infraestructura como servicio (IaaS) y robótica y drones. El software será la segunda área más grande de gasto este año con más de 276.000 millones de dólares. Esto incluye inversiones en aplicaciones empresariales, contenido y colaboración, análisis e inteligencia artificial, aplicaciones de recursos humanos, seguridad y desarrollo e implementación de software. El software también experimentará el crecimiento de gasto más rápido con una CAGR del 21,7 % durante el período de previsión de cinco años. Los servicios de TI y empresariales para apoyar esta transformación del puesto de trabajo supondrán también más de 185.000 millones de dolares en 2023.

“Las inversiones que las organizaciones están haciendo en tecnologías del futuro del trabajo en todo el mundo superarán los 1500 millones de dólares en 2026, con un crecimiento en Asia/Pacífico (excluyendo Japón y China) y China (RPC) superior a otras regiones”, en palabras de Karen Massey, research director, Customer Insights & Analysis. “La fabricación discreta, la fabricación por procesos y los servicios profesionales son los sectores más destacados, y controlan algo más del 40 % del gasto en TI de transformación del puesto de trabajo. Si tenemos en cuenta los 26 casos de uso en la Guía de gasto del futuro del trabajo de IDC, la robótica colaborativa, la gestión automatizada de clientes y la interconexión el espacio de trabajo colaborativo encabezan la lista“.

Acerca de las Guías de Gasto de IDC

Las Guías de Gasto de IDC proporcionan una visión granular de los mercados tecnológicos clave desde una perspectiva regional, de industria vertical, caso de uso, comprador y tecnología. Las guías de gasto se entregan en formato de tabla dinámica o herramienta de consulta personalizada, lo que permite al usuario extraer fácilmente información significativa sobre cada mercado mediante la visualización de las tendencias y las relaciones de los datos.

Si quieres solicitar una demo de las guías de gasto de IDC sobre inversiones en tecnologías de Transformación del Puesto de trabajo o necesitas más información de nuestros analistas contáctanos

https://www.idc.com/es/data-analytics?modal=contact-us

La soberanía de los datos y el cumplimiento normativo determinan las decisiones de TI

Data protection Day

Los resultados de una nueva encuesta de IDC muestran que la soberanía de los datos y el cumplimiento normativo son un factor importante a la hora de tomar decisiones de TI.

Casi la mitad (48%) de los 1350 encuestados en el estudio Cloud Pulse de IDC afirman que la soberanía de los datos y el cumplimiento de las normativas han tenido una gran importancia en las discusiones sobre sus futuras arquitecturas de TI. Solo el 4% de los encuestados cree que sus organizaciones de TI no se verán afectadas por la soberanía de los datos y el cumplimiento de las normativas.

Entre las organizaciones que esperan que sus presupuestos de TI aumenten en el próximo año, la gran mayoría cree que la soberanía de los datos y las consideraciones de cumplimiento normativo influirán fuertemente en las decisiones de selección de proveedores de servicios y en las decisiones sobre sus entornos de centros de datos primarios.

“IDC espera que la soberanía de los datos y el compliance sea cada vez más importante en las decisiones sobre el diseño, operación y gestión de las arquitecturas de TI, incluyendo la selección de proveedores de servicios en la nube”, en palabras de Chris Drake, Director Senior de Investigación, BuyerView Research en IDC. “Esto refleja en parte la creciente importancia de la regulación, incluido el GDPR, que enfatiza la importancia de la protección de datos personales y proporciona reglas específicas sobre el almacenamiento y la transferencia de datos.

La soberanía de los datos es en gran medida inequívoca en este punto, con normas ya en vigor dentro de la UE y en otras jurisdicciones sobre el uso, almacenamiento y movimiento de datos. La evolución de la regulación de datos de la UE que comenzó con el GDPR en 2018 se está extendiendo a la Ley de Gobernanza de Datos. Como resultado, las empresas que operan en Europa necesitan soluciones tecnológicas que proporcionen una visión holística de cómo se recopilan, clasifican, procesan y almacenan los datos para garantizar que se cumplen las regulaciones de datos.

Contacta con IDC si necesitas asesoramiento o eres un experto en Data Governance y regulación y su impacto en las decisiones de tecnología y quieres reforzar tu posicionamiento como líder: https://www.idc.com/es/consulting-services?modal=contact-us

El tradicional embudo de marketing y ventas es reemplazado por el “modelo adaptativo de compromiso del cliente”

IDC estudia la drástica evolución que se ha producido en la forma de comportarse y el recorrido del comprador B2B en la última década.

El comprador de hoy en día está totalmente involucrado a través de múltiples canales digitales y fuentes de información con expectativas de una experiencia cada vez más parecida a la del B2C. Mientras tanto, los profesionales del marketing B2B se enfrentan a una complejidad cada vez mayor a medida que aumenta el número de personas a las que deben captar, influenciar y nutrir de una manera relevante y altamente contextualizada. En este entorno, el modelo operativo lineal, similar a un embudo, utilizado por marketing y ventas ya no puede lograr los resultados deseados. Para captar al comprador B2B moderno y digital, las organizaciones deben realizar un cambio cultural y organizativo hacia un nuevo modelo: el modelo de captación adaptativa del cliente.

“El actual modelo operativo de marketing y ventas está basado en customer centricity, por lo tanto el desafío al que se enfrentan los líderes de marketing y ventas B2B en una era digital-first continua: establecer relevancia, nutrir y construir relaciones entre un número creciente de individuos influyentes”, según afirma Laurie Buczek, vicepresidenta de CMO Advisory Service en IDC. “Los profesionales del marketing llevan casi una década luchando por conseguir el contenido y la experiencia deseados. El marketing y las ventas ya no pueden operar dentro de un modelo lineal de toma de decisiones del comprador o seguir creando actividades de contenido desconectadas entre sí. Es fundamental que el marketing intervenga para orquestar y ofrecer de forma adaptativa el mejor contenido en el momento y lugar adecuados”.

Un reciente informe de IDC presenta el modelo Adaptive Customer Engagement (ACE) y describe cómo satisface las necesidades de los compradores B2B que son digital-first y que están influidos por su experiencia general con un proveedor y esperan un alto nivel de personalización. El modelo ACE no se basa en el movimiento procedimental de un paso a otro en el recorrido del comprador. En su lugar, el comprador -o, para ser más exactos , los distintos perfiles que ahora participan del proceso de compra- puede moverse en cualquier dirección, hacia cualquier parte del modelo. La tarea del vendedor es comprometerse con el cliente en sus términos, esté donde esté. Al identificar con precisión las necesidades actuales del comprador, el vendedor puede posicionar, incluso automatizar, el recurso digital o humano adecuado para satisfacer esas necesidades.

Los componentes críticos del modelo ACE son la agilidad y la adaptabilidad, mientras que la atención se centra en cuatro áreas clave de interacción:

Objetivos del comprador: El comprador espera que los vendedores le proporcionen información y experiencias contextualmente relevantes, en el momento en el que las necesita y en la manera en que las necesita. Y desean una relación continua y enriquecedora. Para satisfacer estas expectativas, los profesionales del marketing deben crear una práctica que oriente a los compradores para resolver los retos empresariales, medir el valor y lograr resultados empresariales. Esto requiere una estrategia de contenidos más rica, personalizada y orquestada que allane el camino hacia la compra y, después de la venta, fidelice a los clientes para conservar su negocio.

Habilitación adaptativa: La clave del modelo ACE es el contenido altamente personalizado e interacciones conectadas a lo largo de todo el viaje de compra. Las tecnologías emergentes permiten a los profesionales del marketing responder con mayor precisión a los “clientes ideales” y a los decisores de compra dentro de su ciclo de vida. La poderosa combinación de datos de clientes a nivel empresarial, análisis digital, inteligencia artificial, las tendencias previsiones y la automatización permite al marketing orquestar el contenido adecuado, el canal adecuado en el momento adecuado

Compromiso adaptable: Los compradores obtienen información y recursos de muchas fuentes en diferentes momentos y tienen preferencias muy diversas en cuanto a tipos y formatos de información. Los estudios de IDC revelan que los compradores desean ahora una experiencia digital continua con un toque humano que les acompañe durante todo el proceso. Aprovechar el poder de los datos, el análisis y la automatización permitirá a los profesionales del marketing orquestar realmente una experiencia personalizada con contenido adaptado por persona y etapa del viaje.

Objetivos de marketing: Uno de los cambios más importantes en el modelo ACE es cómo el marketing y las ventas interactúan y operan juntos. Los equipos de marketing pueden desplegar su inteligencia digital y su conocimiento del comportamiento del cliente para señalar al equipo de ventas cuándo cambia el decisor de compra o su actividad individual, lo que requiere la interacción del vendedor para acelerar el proceso de decisión de compra.

El informe de IDC The Digital-First Era Demands a New Marketing and Sales Model: Introducing Adaptive Customer Engagement (IDC #US49626322), describe un nuevo modelo operativo -el modelo Adaptive Customer Engagement- para marketing y ventas que proporciona el marco actual para identificar y acelerar las oportunidades de crecimiento de ingresos para las empresas.

Tres grandes factores influirán en el canal durante 2023

La tendencia en el mercado en 2023 apunta a la eficiencia en la inversión de TI. En un escenario de incertidumbre motivada por los factores mencionados anteriormente, el 76% de las empresas en Europa considera que habrá una recesión económica por lo que elegir las inversiones en las que apalancar la estrategia de TI será fundamental. Sin embargo, se espera que el 40% de los ingresos de las organizaciones provengan de la venta de productos y servicios digitales, y para ello es esencial adaptar y evolucionar el modelo de TI de las organizaciones, lo que necesariamente afecta al canal de distribución.

A medida que aumenta la complejidad y las opciones, también lo hace la importancia de los partners. En el contexto actual, los clientes quieren soluciones, no productos. Por ello, el papel del partner dentro del proceso de creación de productos y servicios será cada vez más importante durante el año 2023. Es por ello que los partners amplían el alcance de los proveedores entregando una capa de valor que cada vez más demandada por el cliente.

En este sentido, hay tres grandes factores que influirán en el canal durante 2023: la adopción de la nube y transición hacia modelos de consumo flexible, la sostenibilidad de operaciones y, en este contexto de incertidumbre actual, la protección ante la rotura de la cadena de suministro. 

Respecto de la adopción de la nube como base para la prestación de servicios, se configura como una palanca de transformación del canal. De hecho, los datos de ICC apuntan a la tendencia creciente hacia el negocio basado en la prestación de productos y servicios en nube, donde un 27% del total del canal ya está adoptando modelos de consumo flexibles como palanca para la transformación. Sin embargo, no basta solo con la adopción de este tipo de modelos de consumo, sino también de los programas de canal donde la escasez de habilidades se convierte en un cuello de botella crítico para el crecimiento de los partners y el principal inhibidor del éxito para el 30% de todas las organizaciones asociadas.

Más allá de aumentar la cartera de servicios y capacidades de los partners como principal prioridad de transformación, y donde la especialización tiende a ser buscada por el 45% de los partners en España, el coste de la energía aparece como un pilar fundamental alrededor del canal, y alrededor de esto: la sostenibilidad. Minimizar el consumo energético (y por tanto, los costes) del centro de datos se convierte en imperativo estratégico de negocio, y un aliciente para el paso a la nube del canal. En este sentido, se observa la tendencia creciente hacia el negocio basado en la prestación de productos y servicios en nube en un claro objetivo de eficientar costes, minimizar la huella de carbono y adaptarse al momento concreto que requiere el cliente final. En concreto, aplicaciones informáticas, soluciones basadas en tecnologías de tercera plataforma como IA, seguridad, se convierten en elementos más importantes en el portfolio del canal.

En este contexto actual, un elemento que claramente condicionará al canal será la protección ante la rotura de la cadena de suministro (especialmente en el almacenamiento). La necesidad de alcanzar la agilidad empresarial en las organizaciones está adoptando un modelo de consumo “como servicio, o just in time” que puede poner en dificultades la gestión de las operaciones de almacenamiento. En este sentido, el partner requerirá tener una colaboración más estrecha con los clientes de forma que sea posible anticiparse o prever las fechas de entrega en los plazos requeridos.

Por otra parte, asociado igualmente a la sostenibilidad aparece la creciente preocupación por el seguimiento de la huella de carbono. En 2026, el rendimiento ESG se considerará uno de los tres principales factores de decisión para la compra de equipos informáticos y más del 50% de las licitaciones incluirán métricas relativas a las emisiones de carbono, el uso de materiales y las condiciones laborales.  Los datos de la encuesta de IDC también indican que las áreas de cuestiones ASG se están ampliando: Además de la información sobre las emisiones de carbono, las solicitudes de propuestas en el contexto de las compras de infraestructuras informáticas también preguntan por la gestión de los residuos y la circularidad de las cadenas de valor, así como por el impacto social de esas cadenas de valor (por ejemplo, las prácticas de abastecimiento responsable de materias primas y de fabricación que prestan atención a evitar las violaciones de los derechos humanos, el trabajo infantil, los impactos negativos en la comunidad, etc.).

El equipo de análisis de IDC especializado en canal de TI puede ayudarte a construir tu estrategia de canal este año.

¡Contáctanos!