07 Ago

La digitalización del puesto de trabajo

La digitalización del puesto de trabajo se está convirtiendo en una oportunidad para las organizaciones. El puesto de trabajo ha pasado a ser un elemento diferenciador en las organizaciones.

Esta diferenciación afecta a la productividad de las organizaciones y a su capacidad para atraer y fidelizar talento.

Los CIOs españoles entrevistados por IDC dicen que los servicios relacionados con el puesto de trabajo y movilidad son la principal prioridad de inversión.

La digitalización está cambiando la manera en que trabajamos en numerosos aspectos, y desde IDC los agrupamos en tres dimensiones:

1. El espacio de trabajo

2. La tecnología que nos permite colaborar eficazmente

3. La cultura empresarial o manera de relacionarnos entre nosotros.

El espacio de trabajo

Actualmente el trabajo no está asociado a un lugar o una ubicación física. Cada vez más se trata de una actividad que se puede realizar desde cualquier lugar, dispositivo y momento.

Los trabajadores digitales trabajan de forma diferente. Por ello los trabajadores demandan un puesto de trabajo mucho más ligado a la movilidad. Necesitan estar siempre conectados, tener dispositivos ligeros ágiles e innovadores y herramientas que sirvan para construir equipos.

La evolución del puesto de trabajo en los último 50 años ha sido más que evidente. El impacto de la tecnología fue el principal motivo.

El puesto de trabajo de la próxima década permitirá mayor flexibilidad de horarios. Habrá mayor movilidad física y una optimización de tecnologías a la hora de trabajar en movilidad.

Esta optimización implica incorporar todo un entorno para asegurar que las nuevas arquitecturas. Se piensa desde un primer momento en entornos móviles y digitales.

Las empresas están cada vez más enfocadas a una estrategia de “primero móvil”. Es necesario ofrecer ubicaciones de trabajo remoto, dando a los empleados nuevas herramientas para la colaboración.

A esto hay que unir el efecto BYOD / CYOD, que se ya se está imponiendo entre las empresas.

Según datos de IDC, la población de trabajadores móviles de Europa Occidental crecerá del 3,5% en los próximos cinco años.

El porcentaje de trabajadores móviles en Europa Occidental se espera que aumente del 53% en 2016, al 63% en 2021.

El trabajo ubicuo en cualquier momento y desde cualquier lugar supone un nuevo paradigma frente al trabajo tradicional. Gracias a una conectividad mejorada, las nuevas tecnologías permitirán el acceso remoto a múltiples programas, aplicaciones y fuentes de información.

Las soluciones de colaboración empresarial ayudan en esta línea, al permitir compartir documentos en tiempo real, comunicarse de manera más eficiente entre individuos y grupos en distintas zonas geográficas, lo que agiliza el trabajo y mejora la productividad.

La creciente colaboración entre hombres y máquinas es otro aspecto que va a impactar en el incremento de la productividad. Además, va a revolucionar la manera en la que trabajamos.

Las máquinas empiezan también a formar parte del entorno de trabajo. Ya están realizando parte de las tareas de bajo valor añadido, especialmente en el sector industrial. Este tipo de colaboraciones va a ir trasladándose a otros entornos.

En este sentido, IDC prevé que para el 2021, la colaboración hombre-máquina impulsará la productividad en un 15%.

Todo lo relacionado con la productividad del trabajo cobra una especial importancia en el entorno demográfico de los países desarrollados. En España, la tasa de natalidad es ya inferior a la de mortalidad.

Con una población cada vez más envejecida y menor población en edad de trabajar, mantener el estado de bienestar estará ligado a la productividad.

La tecnología que facilita la colaboración

En este escenario de cambios, las tecnologías para la colaboración pasan a ser imprescindibles. Imprescindibles en el ámbito laboral como fuente de innovación.

Así mismo, es importante la interrelación de tecnologías móviles, de cloud y de la virtualización. En este entorno la aparición de la tecnología 5G va a tener un impacto relevante.

Antes, los departamentos de TI tenían un fuerte control sobre a qué software y aplicaciones podían acceder. Las actuales tendencias de consumo BYOD / CYOD crean entornos de dispositivos cliente híbridos y cada vez más heterogéneos.

Los departamentos de TI deben garantizar que las aplicaciones y datos corporativos puedan utilizarse de manera eficiente. Y debe poderse tanto en dispositivos corporativos como no corporativos.

Otra tendencia es que los dispositivos físicos se vuelven menos críticos, desde el punto de vista de gestión y cumplimiento de políticas.

Los datos y aplicaciones en cambio, se están convirtiendo en activos de TI más esenciales en los que controlar funciones de seguridad. A medida que la propiedad de los dispositivos adquiere menos relevancia, el control basado en la identidad sobre las aplicaciones y los datos se vuelve esencial.

Existe un consenso general de que un espacio de trabajo es la unificación de una serie de entornos de usuario final administrados. Es decir, sistemas operativos, aplicaciones, acceso a datos centralizados y controlados con políticas de seguridad.

Se puede proporcionar a los usuarios finales una experiencia uniforme y consistente en aplicaciones heredadas:

  • En local
  • SaaS
  • Aplicaciones móviles nativas,
  • Además de acceso a archivos y herramientas de colaboración.

Se puede acceder a estos espacios de trabajo digitales a través de dispositivos móviles o fijos, y en entornos virtualizados. En muchos sentidos, la gestión del puesto de trabajo pasa de física a virtual. Estamos viendo un crecimiento significativo en las ofertas de software, como servicio (SaaS), escritorio como servicio (DaaS) y aplicaciones de escritorio como servicio (DAaaS). Este último va a crecer globalmente hasta el año 2021 a tasas anuales superiores al 30%.

En cuanto a las tendencias propias de Comunicaciones Unificadas y Colaboración, cabe destacar que el mercado se está transformando desde silos tecnológicos con posibilidades limitadas de desarrollo y arquitecturas propietarias, hacia un modelo con múltiples opciones de desarrollo que incluye on-premise, cloud o híbridas. Con APIs que permitan la integración de procesos e interoperabilidad entre partners y aplicaciones que forman el ecosistema.

A este debemos unir la proliferación de Comunicaciones Unificadas como servicio (UcaaS) y la ubiquidad en las comunicaciones que van a facilitar la implementación de servicios de colaboración.

Desde IDC creemos que las tecnologías que tendrán un mayor impacto en el futuro del puesto de trabajo serán:

  • Machine learning
  • Realidad virtual y aumentada,
  • Internet de las Cosas y robótica.

A continuación, cuantificamos algunas de las previsiones que hemos hecho en este sentido:

  • Para 2020, el 20% de las grandes empresas utilizará software basado en Machine Learning.
  • En 2022 un 20% de los trabajadores europeos con roles de conocimiento intensivo tendrán un bot. Contarán con un agente inteligente u otro software cognitivo como “compañero de trabajo”.
  • Para 2021, el 25% de los procesos transaccionales empresariales no tendrán intervención humana.
  • En 2021, el 50% de los grandes minoristas usarán robots en roles orientados al cliente. Nos referimos a recepcionistas de la tienda o asistentes.

La cultura empresarial

Existe un nuevo escenario en lo referente a la cultura de trabajo y la gestión de las personas.

Cualquier organización es lo que es gracias a la personas que la forman. Y no solo eso, sino cómo se relacionan entre ellas. Por ello, esta es posiblemente la dimensión más importante.

Según las previsiones de IDC, en los próximos 7 años el 30% de las empresas europeas pasarán de estrategias y modelos de contratación de talentos tradicionales a enfoques virtuales, sin fronteras y orientados a tareas, integrando comunidades y plataformas en línea para adquirir habilidades y personal temporal y para 2021 casi la mitad de los trabajadores de Europa trabajarán por cuenta propia.

Los servicios profesionales serán los verticales más impactados desde un punto de vista competitivo.

Adquirir talento es a menudo el obstáculo más importante al que se enfrentan las organizaciones en su proceso de digitalización.

Deben adoptarse enfoques dinámicos para acceder a las capacidades requeridas fuera de sus organizaciones, y complementar así sus capacidades internas.

El 25% de las organizaciones en toda Europa admiten que no tienen suficientes personas con habilidades digitales. Además, encontrarlas fuera de la organización es un desafío.

Podemos concluir diciendo que la digitalización del puesto de trabajo se viene produciendo de manera progresiva desde hace décadas.

Sin embargo, los cambios que se están empezando a dar en la actualidad, van a suponer una transformación radical.

El entorno en el que desempeñamos nuestro trabajo día a día es relevante. Es relevante para el proceso de negocio de las empresas y para la calidad de vida de los trabajadores. Además, el tiempo que una persona pasa en su puesto de trabajo supone un porcentaje muy elevado de su experiencia vital.

31 Jul
IDC CIO SUMMIT

El CIO reclama su puesto como orquestador y ejecutor en el nuevo plano digital según IDC

  • La consultora prevé que en 2020 el 60% de los CIOs implementará un modelo de negocio de TI y una cultura que cambiará el enfoque de los proyectos de TI a productos orientados digitalmente
  • El 34% de los CIOs mejorarán la interacción con los clientes a través de experiencias digitales
  • IDC CIO Summit 2019 compartirá en septiembre las experiencias de éxito de empresas como DIA, Mapfre, Grupo Hola, ICO, Uno de 50, etc.

II Estudio de Indicadores Digitales – IDC Research España

De acuerdo con los datos obtenidos el II Estudio de Indicadores Digitales de IDC Research España, la nueva estrategia de los CIOs para 2020 ha de centrarse en orquestar y ejecutar los desafíos tecnológicos y organizativos resultantes de la madurez digital de las empresas y sus prioridades de monetización de datos y mejora de la experiencia del cliente.

IDC Research España prevé que, en 2020 el 60% de los CIOs implementará un modelo de negocio de TI y una cultura que cambiará el enfoque de los proyectos de TI a productos orientados digitalmente. En la actualidad el 56% de los CIOS españoles ya están priorizando las inversiones en plataformas de transformación digital. Un 34% ha mejorado la interacción con el cliente a través de experiencias digitales

IDC CIO SUMMIT 2019

IDC celebra el 19 de septiembre el encuentro anual CIO SUMMIT 2019.

Contará con la participación de destacados CIOs de empresas como DIA, Mapfre, Grupo Hola, Roadis, ICO, Qualicaps, Uno de 50, PHS Serkonten, quienes compartirán con la audiencia sus casos de éxito.

Además, tendrán lugar intervenciones de las empresas líderes de tecnología como Oracle, Hitachi, Veritas, Servicenow, Cytonic, Softeng, Teamviewer, Zscaler, Nutanix, BT, Automation Anywhere, e IFS. Tratarán junto con los analistas de IDC,  de dar las claves para liderar exitosamente el viaje digital, un liderazgo que pasa por reaccionar con rapidez, eficacia y establecer una buena estrategia de “customer experience”, con el fin de ser exitosos en ese viaje,

Tomando como referencia que, en menos de tres años, el 50% de los ingresos empresariales van a proceder de negocios digitales, economías de plataforma y monetización de datos, vemos que los CIOS si quieren ofrecer una estrategia de transformación digital exitosa, deben aprovechar su “Digital Dream Team” en todas las áreas del negocio, incluida la experiencia del cliente, la tecnología, las finanzas y la seguridad, declara José Antonio Cano, Director de Análisis de IDC Research España.

Nuevos trabajos, trabajadores y nuevos modelos de negocio y contratos suponen nuevas formas colaboración dentro y fuera de la empresa. El CIO debe ser el responsable en última instancia de convertir en realidad la transformación de procesos tradicionales en nuevas experiencias digitales.

El mercado de tecnologías en España alcanza los 2.652 millones de euros focalizándose la inversión en movilidad y colaboración.  El CIO, siempre según IDC Research España, debe liderar este cambio cultural y organizativo que las organizaciones deben acometer en el nuevo plano digital. La experiencia de usuario será decisoria y en el que las nuevas tecnologías y los entornos MultiCloud establecerán los nuevos criterios competitivos de una nueva era que ya ha comenzado, y cuya velocidad de maduración supera con creces a todas las anteriores.

IDC CIO SUMMIT 2019 tendrá lugar el próximo 19 de septiembre en el estadio Wanda Metropolitano.

Sobre IDC Research España

IDC Research en España lleva prestando servicios a todas las empresas y decisores de la industria tecnológica desde hace más de 18 años en nuestro país. Con más de 1.100 analistas en todo el mundo, además de un equipo local para ayudar a sus clientes a posicionarse y adaptar su estrategia y llegada al mercado en esta nueva economía digital.

En la actualidad, IDC Research España es la firma premium de análisis y consultoría del grupo,  siendo un referente en el mercado tecnológico de nuestro país por la elevada experiencia de sus analistas y su cada vez mayor presencia en el proceso de transformación digital de empresas de todos los sectores económicos.

IDC Research España es filial de International Data Corporation (IDC), el principal proveedor mundial de inteligencia de mercado, servicios de consultoría y eventos para los mercados de tecnología de la información, telecomunicaciones y tecnología de consumo. Desde hace 50 años IDC ayuda a los profesionales, ejecutivos de negocios y a la comunidad de inversores en las decisiones sobre compra de tecnología y estrategia de negocio.

Para más información, contacta con:

IDC Research España

Laura Torrejón: ltorrejon@idc.com

Teléfono: 917872162/ 600 490 337

IMEDIA Comunicación

Africa Orenga: aorenga@imediapr.es

Teléfono: 91 344 14 72 / 690 841 109

24 Jul

El canal en el puzzle digital

En pleno proceso de cambio social, cultural y de los diferentes modelos de negocio que deben satisfacer las nuevas necesidades digitales de mercado, nos planteamos cómo encaja la pieza del canal en este puzzle digital.

Puzzle es quizás el término más adecuado para describir el panorama tecnológico actual, donde las fronteras entre fabricantes, proveedores de servicios, clientes y el canal se difuminan con gran rapidez para comenzar a dibujar un nuevo panorama.

Este nuevo panorama tiene su epicentro en el cliente y la experiencia digital que se construya alrededor de el y de sus necesidades particulares, atendiendo a un alto nivel de personalización y bajo unos tiempos de respuesta y flexibilidad muy altos.

Los nuevos servicios digitales tendrán que ser articulados por un nuevo canal. Dicho calor debe comprender las nuevas necesidades de mercado, que demuestre gran capacidad de adaptación y flexibilidad. Sobre todo, deberá integrarse en el carácter colaborativo de un nuevo contexto, que más que dibujar unas nuevas líneas de separación entre las diferentes figuras del mercado, debe establecer vínculos colaborativos bidireccionales. Dichos vínculos deben constituir un bucle continúo realimentando la necesidad del cliente, el servicio del canal y el posicionamiento tecnológico del fabricante.

El rol del canal en este marco digital será clave y se enfocará en el servicio especializado con colaboración con otros canales que permitan la construcción de una oferta variada y global sobre el concepto de plataforma.

Recordemos que desde IDC se prevé que el 30% del canal haya desaparecido tal y como lo conocemos en la actualidad, para transformase bajo las premisas de los nuevos modelos de negocio digitales colaborativos.

Este nuevo mercado tendrá un contexto MultiCloud, donde bajo el amparo de diversas plataformas, el canal deberá convertirse en el articulador de la capa de servicios, soporte, formación y adaptación al cambio que el contexto digital impone gradualmente a las empresas que quieran elevar sus niveles de competitividad digital.

La previsión de IDC apunta a que el mercado de servicios superará en un 28% al mercado de infraestructuras a finales de 2019 (tanto tradicional como Cloud), por lo que la mayor parte de las inversiones de las organizaciones se transformaran en OPEX donde el canal deberá escuchar, comprender, innovar y generar una oferta de servicios muy personalizables que den respuesta a las nuevas necesidades.

La era digital eleva así el servicio a la categoría de activo estratégicopara cualquier organización que pretenda conseguir sus objetivos de transformación digital. La oportunidad para el canal que sea capaz de transformarse rápidamente bajo estas premisas será una ventaja competitiva, en un mercado donde los modelos de negocio basados en producto han reducido su rentabilidad por la globalidad a niveles prácticamente nulos y donde el servicio se impone como la única alternativa de supervivencia.

Emilio Castellote

Analista Senior, IDC