01 Jul

El futuro del papel en la visión laboral futura

IDC espera que la pandemia provocada por la COVID-19 acelere la transición corporativa de los flujos de trabajo en papel a procesos digitales. Así como una rápida evolución del espacio de trabajo tradicional.

El confinamiento y los requerimientos de distanciamiento social forzaron el cierre de muchas instalaciones. Las oficinas que dependían de las interacciones personales y procesos basados en papel se han enfrentado a un completo cese. A menos que, transformasen sus procesos aprovechando a sus empleados remotos y basándose en comunicaciones digitales.

Futuro laboral

El pilar del espacio de trabajo presenta un entorno altamente conectado independientemente de la ubicación física de cada empleado. El papel ya no funciona como un método para comunicar información comercial. Sino que, se convierte en el registro autorizado de los acontecimientos y transacciones.

El correo electrónico y los flujos de trabajo automatizados gestionan la función de las comunicaciones de manera más eficiente. Así, los procesos empresariales sin papel se producen con mayor rapidez. Lo que permite a las organizaciones responder más ágilmente a los cambios en el entorno empresarial.

Sin embargo, el papel sigue siendo vital para los consumidores y otros usuarios fuera de la organización. El papel proporciona un registro menos efímero de los acontecimientos y decisiones. Y, seguirá siendo un recurso vital en el futuro del modelo de negocio del trabajo.

Certificados de nacimiento, licencias de conducir y certificados de matrimonio, entre otros, representan eventos importantes en la vida de las personas donde se genera un documento que no será aceptado en un formato digital hoy en día.

Asimismo, los certificados de acciones, los contratos comerciales y las facturas de venta, registran y validan importantes transacciones comerciales en las que los facsímiles electrónicos serían sospechosos.

Los cambios que la pandemia de la COVID-19 impuso a las empresas, entre ellos el obligar a muchos empleados a trabajar desde casa, ponen en relieve la necesidad de procesos empresariales automatizados. Cuando los empleados no pueden trabajar codo con codo en una oficina, la adopción de nuevas políticas y tecnologías será crucial para desarrollar una nueva estructura de trabajo con equipos dinámicos y flexibles. Así, el correo electrónico y otros sistemas conectados reemplazan al papel como medio de comunicación dentro de una organización.

Datos de la encuesta Document Processes de IDC de 2019 a nivel mundial revela que más del 10% de los empleados en oficina imprimen 40-60 páginas por semana para trabajar.

IDC destaca los factores clave que determinan la transición de un documento de papel a formatos digitales

Las organizaciones consideran que los documentos internos utilizados sólo por los empleados son más fáciles de digitalizar.

Pero, lamentablemente, muchas organizaciones carecen de los recursos necesarios para llevar a cabo la transformación digital. Además, la mayoría de las pymes no pueden permitirse soluciones de software muy costosas. Y, tampoco cuentan con los trabajadores capacitados para implementar soluciones complejas. En consecuencia, la mayoría de las organizaciones seguirán funcionando como de costumbre.

La transformación digital en las organizaciones

Por increíble que parezca no todo el mundo tiene acceso al correo electrónico o a los teléfonos inteligentes actualmente. Así que, a menos que una organización sepa que sus clientes comparten una plataforma electrónica común, la impresión es vital. Los documentos en papel pueden compartirse fácilmente entre personas de cualquier edad y pueden presentarse independientemente de la tecnología disponible

Además, las normas sociales no han adoptado plenamente la entrega digital de documentos importantes. Algunas personas confían menos en los documentos digitales. Y, albergan la preocupación de que esos documentos puedan ser alterados o incluso fraudulentos.

Por lo tanto, el papel juega un papel fundamental en el avance de los ámbitos empresariales. Si las organizaciones eliminan el papel de los procesos internos, los clientes prefieren recibir los documentos importantes en papel. Las comunicaciones impresas actúan, además, como una llamada a la acción para que el cliente responda. Un documento impreso es más difícil de ignorar que un correo electrónico.

22 Jun

Estrategia de transformación agile

DESCARGAR INFORME 

Las organizaciones, también las tradicionales, están intensificando su evolución hacia una empresa ágil. Reconocen la importancia de la transformación digital, el cambio en sus modelos de gobierno y la nueva necesidad de liderazgo. Entendiendo agile como una forma de trabajar y de liderar.

 

Las empresas del sector privado son ya conscientes de los beneficios de afrontar una transformación agile. Pero, solo el 23,1% de las compañías no se plantea por el momento llevar a cabo dicho proceso.
Es decir, 3 de cada 4 organizaciones españolas ya se han propuesto emprender una estrategia de transformación agile.

Es el primero de los datos del último informe de IDC Research España en colaboración con Kairós DS. Consultora multinacional, con más de 400 empleados worldwide, especializada en la transformación de agilidad empresarial.

Según este nuevo informe de la consultora IDC Research España La Transformación Agile, Clave del Éxito de su Organización”:

Los principales motivos que están llevando a las organizaciones a implantar estos protocolos radican en:

  • La mejora de la ejecución de sus estrategias empresariales
  • La optimización de la relación con sus clientes
  • La generación de ofertas de mayor calidad

Para las entidades que todavía no han dado este paso la falta de conocimiento se erige como el argumento más esgrimido (53,3%). 

Organizaciones españolas

En la encuesta también se desgrana que entre las organizaciones españolas que ya se han sumido en un proyecto de transformación agile.

El 38% apenas llevan un año inmersas. Y, solo el 18% supera el lustro, lo que supone que se trata de una apuesta significativamente reciente. De hecho, la mayoría reconoce encontrarse en las primeras etapas de adopción y competencias aplicadas.

El 34% emplea prácticas ágiles, pero reconoce que debe madurarlas. El 16% está experimentando con metodologías agile pero solo en prácticas piloto. Mientras que el 14% lo está considerando o ni siquiera ha arrancado iniciativa alguna.

Habilitar la velocidad empresarial para la innovación digital

Del informe se deduce que:

El dinamismo de las empresas y el impulso para entrelazar la innovación digital con la ejecución competitiva exigen una colaboración adaptable y ágil entre los departamentos interesados y los equipos encargados del desarrollo de productos y de la ingeniería de software y sistemas.

A medida que el software impulsa la ventaja competitiva entre las empresas a una velocidad cada vez mayor, IDC Research España observa un mayor interés en la demanda y adopción de enfoques ágiles para la gestión general de proyectos, programas y carteras.

Entre las estrategias más habituales para emprender un proceso de transformación agile destacan los siguientes:

  1. El trabajo con uno o dos equipos de manera interna, trazando una hoja de ruta de prácticas ágiles (40%);
  2. La creación de una oficina agile interna desde la que se centraliza el proceso de transformación (28%).

Mejoras más significativas de su aplicación

Las compañías encuestadas en el Informe “La Transformación Agile, Clave del Éxito de su Organización” revelan que las mejoras más significativas que han obtenido tras adoptar enfoques ágiles:

  • La optimización de la generación, cualificación y entrega de productos (50%)
  • La transición de un modelo de gestión del porfolio de productos y servicios hacia un sistema lean (28%). Basado en la creación del máximo valor posible, desde el punto de vista del cliente, con el menor consumo de recursos, empleando el conocimiento y las habilidades de los profesionales que realizan el trabajo.

Entre los principales logros obtenidos tras implantar un proceso de agilidad empresarial, las empresas encuestadas destacan la mejora de la satisfacción de sus clientes (68%) y el desarrollo de nuevas formas de trabajo (56%). Solo el 24% considera que se ha producido un aumento de las habilidades de sus líderes tras implantar estos procesos.

Madurez
y gestión del cambio

Según revela el estudio, el 52% de las organizaciones consultadas reconoce no haber transformado en los últimos años su departamento de Recursos Humanos para adecuarse a los nuevos requerimientos del mercado. De hecho, un número significativo mantiene un modelo tradicional de objetivos.

Declaraciones

Para obtener el mayor rendimiento posible, resulta necesario un cambio cultural consecuente dentro de las organizaciones que ha de tener lugar en paralelo a la adopción y al despliegue de soluciones en pro de una ejecución eficaz de los negocios, la TI y las operaciones, en un entorno de desarrollo moderno y ágil. Cuando hablamos de agile no solo nos referimos a una metodología, sino también a una cultura. Es una nueva forma de pensar basada en la colaboración. Se ha convertido en un enfoque y en una estrategia central no solo para las TI, sino para todas las áreas de negocio”. Isabel Tovar, analista en IDC Research España.

Todavía observamos pocas organizaciones ágiles en España, pero está claro que los recién llegados al mercado están incorporando más rápido estos enfoques, puesto que les resulta más fácil de implementar que a las grandes organizaciones tradicionales que han de balancear entre lo heredado y lo nuevo”.

“Nuestra experiencia nos demuestra que la reconversión del Departamento de Recursos Humanos es clave en el proceso de transformación agile de las organizaciones”. Lucía Pablos, VP Kairós DS.

Experiencia en Kairós DS

No sólo es una cuestión de reorganizar procesos, prácticas y roles sino también esa parte más “invisible” de la organización como los valores, habilidades, estilos de liderazgo y políticas organizativas. En nuestra experiencia, cambiar la mentalidad de la organización y su ‘legacy cultural’, no es una tarea fácil ni de corto plazo. Es un viaje sin final, no un proyecto. Sin embargo, si hay un área que puede liderar este cambio como pilar fundamental de la transformación agile, es el de recursos humanos.

Muchas de las políticas tradicionales de HHRR han de revisarse. Por ejemplo, procesos de fijación de objetivos, carrera profesional, modelos de evaluación y desempeño basado en skills y comportamiento. Hasta ahora están muy orientados a metas individuales, deben enfocarse con el objetivo de primar y buscar metas comunes.

Los modelos de carrera deben reorientarse haciéndolos más horizontales ya que la organización se aplana. Todos los procesos relacionados con el talento, tales como la atracción, retención, desarrollo y motivación evolucionan a enfoques agile. Por último, liderar y garantizar el plan de capacitación, sensibilización y nivel de conocimiento que la compañía va a necesitar.

17 Jun

Impulso en los modelos de consumo de TI

La crisis de la Covid19 ha supuesto un fuerte impulso para los modelos de consumo TI. Como servicio, en general, y para cloud, en particular. Por su capacidad de pago por uso, escalabilidad, flexibilidad y el reducido time to market. En una mesa redonda con Fujitsu, IDC Research España ha desgranado oportunidades y desafíos del cloud en la nueva normalidad.

Pronosticando que, tras la pandemia, el 40% del gasto core de IT estará relacionado con cloud en 2022. Y que, en 2024 el 90% de las grandes compañías habrá adoptado tecnologías y herramientas multicloud o híbridas.

Según los datos de IDC

El mercado global de servicios de infraestructura Cloud híbrida alcanzará los 30.8 millones de dólares en 2023. Siendo el segmento que más crece el de IaaS con un 36% CAGR. Seguido por el de la cloud privada on-premise, con un 10%.

A nivel global, el 34,3% de las empresas se encuentran ya en una fase de colaboración estandarizada. Es decir, tienen una estrategia de cloud para el conjunto de la organización reduciendo. Por tanto, el riesgo de nubes ad hoc y posibilitando una mayor disponibilidad y control de sus cargas de trabajo en la nube.

En cuanto al grado de madurez de Cloud en España, el 50% de las organizaciones ya se encuentran en un estadío de agilidad automatizada. Es decir, dan soporte a la gestión de soluciones híbridas de cloud computing. Al tiempo que optimizan los flujos de trabajo, la monitorización y la integración, generando valor para el conjunto de la organización.

Las distintas velocidades respecto a la migración de las diferentes cargas de trabajo a cloud es una realidad en la empresa española. De hecho, aún existen muchas organizaciones reacias a migrar su core de negocio a cloud. Sin embargo, constatamos un gran interés en dar este tipo de pasos, ya que optimiza, en muchos casos, la operativa de IT, aumentando la agilidad sin incrementar el riesgo”. Argumenta Ignacio Cobisa, Analista Senior de IDC Research España.

Otra cualidad que hace interesante este tipo de modelos de consumo IT es la capacidad de renovación tecnológica en un entorno cambiante donde la transformación debe ser continua”.

Para Máximo Petitto, Business Development Director for DC &Cloud de Fujitsu España:

El mundo post Covid demanda negocios centrados en las personas, tanto sociales, medioambientales y por supuesto basados en la confianza en las TI y en la digitalización. La transformación digital es ahora, más que nunca, una realidad y se debe realizar en 4 etapas o modelos.

  1. La adopción de plataformas elásticas híbridas integradas,
  2. El desarrollo de aplicaciones de cloud nativo,
  3. La analítica de datos y
  4. La transformación del modelo de servicios para poder trabajar de manera ágil e integrada.

Por todo ello, la propuesta de Fujitsu se basa en la creación de nubes privadas, entornos híbridos y la transformación de aplicaciones para la optimización de la gestión. Todo ello permite conseguir ahorros el primer año del 30% y un 3% en los sucesivos”.

Caso práctico: Damm

Por otro lado, y como ejemplo de todo esto, es importante añadir la experiencia de empresas como Damm y en concreto el punto de vista de su CIO, Nicolas Cosqueric.

La compañía cervecera, inmersa en su proyecto de transformación digital desde hace años, apostó por los servicios de Fujitsu en el 2017.

Cosqueric señala que “diseñamos un trabajo junto a Fujitsu basado en un proceso de transformación digital a partir de un modelo de consumo de TI. Bajo la externalización flexible de servicios y una especial atención en el time to market, para seguir de manera estrecha la evolución del mercado.

Hoy, gracias al trabajo conjunto con Fujitsu, podemos predecir nuevos modelos de desarrollo para los próximos 4 o 5 años. Y, si algo nos ha mostrado la Covid-19, es que todo puede cambiar rápidamente y debemos estar altamente preparados para actuar de forma inmediata. Creando modelos centrados en las personas y en los cambios sociales.

Elegimos a Fujitsu para externalizar nuestras TI por su alta capacidad tecnológica, su compromiso para compartir riesgos en un viaje conjunto y por su presencia global y su posicionamiento en toda la península.

Profundos cambios en el mercado los últimos 60 días

De acuerdo con el “Estudio del Impacto de la COVID-19 en la inversión TIC en España”,

IDC Research España anticipa que el 77% de las organizaciones en Europa prevén una disminución en los ingresos de 2020 como resultado de la pandemia.

En el caso de España, la ratio es del 71%. No obstante, únicamente el 28% de las organizaciones en Europa esperan que el gasto en TI sea inferior al previsto en 2020.

Por otra parte, IDC avanza que en 2024 el 90% de las grandes compañías adoptará tecnologías y herramientas multicloud o híbridas.

El papel de la tecnología en la recuperación económica

En la fase del confinamiento, la continuidad del negocio fue la prioridad de todas las organizaciones de todos los sectores de actividad. La desaceleración económica va a poner el foco en el ROI.

En la nueva etapa de recesión, las organizaciones apostarán por la resiliencia de negocio. Y, finalmente la vuelta al crecimiento traerá consigo las inversiones dirigidas.

Concluyendo, IDC Research España atestigua que más del 90% de las organizaciones planifican cambios en su estrategia de TI a largo plazo.

10 Jun

La protección de los entornos operacionales

  • El mercado de la ciberseguridad crecerá un 6% este año en España. Alcanzando los 1.381 millones de euros
  • Los servicios gestionados de seguridad serán el segmento que más crece. Representa un 27% del total del mercado

Más de la mitad de las redes OT están conectadas a una IP. Lo que se traduce en un aumento en la exposición de este tipo de redes. Enfrentándose así a vulnerabilidades propias del mundo IT.

La pandemia provocada por el coronavirus ha impactado de manera aguda en el gasto previsto en el sector TIC. Pero, la ciberseguridad será uno de los segmentos que coseche un mejor rendimiento, también entre los entornos operacionales. Esto se ha reflejado en el webinar “Retos y soluciones para la ciberseguridad de la tecnología operacional”. Organizado por IDC Research España de la mano de Fortinet.

Según el “Estudio del Impacto del COVID-19 en la inversión TIC en España” publicado recientemente por IDC Research España:

Un tercio de las empresas encuestadas (32,4%) mantendrá sus inversiones previstas para 2020. Aunque sea necesaria una redistribución a lo largo del año.  

Las principales consecuencias que genera la convergencia entre los mundos IT y OT radican en aprovechar el ecosistema y el uso de los datos en tiempo real. En los nuevos retos de seguridad que se presentan, en los planes de implementación de seguridad en redes OT o en la existencia plausible de maquinaria no preparada”. Argumentaba José Antonio Cano, analista y director de consultoría de IDC Research España.

Si bien, la confluencia entre estos dos universos también garantiza una serie de beneficios como el acceso a datos en tiempo real de las operaciones de fabricación, la creación de nuevas oportunidades de negocio basadas en datos, un mejor conocimiento del negocio, una mayor eficiencia en las operativas, así como una reducción de procesos y flujos de trabajo entre fábricas”, esgrime el consultor.

El papel del proveedor de seguridad OT

Pero… ¿Qué le piden las empresas a los proveedores de seguridad en el ámbito de la tecnología operacional?

En primer lugar, ser garantes de los máximos niveles de seguridad. Además de erigirse en orquestadores de su estrategia de ciberseguridad.

Por otro lado, deben facilitar los escenarios multicloud, crear servicios personalizables y saber concentrar diversos tipos de tecnologías.

Como explica Fortinet, los principales desafíos a los que se enfrentan sus clientes del sector OT se concentran en:

  1. La gestión del inventario de forma eficiente y dinámica
  2. La obtención de visibilidad sobre lo que hay conectado en cada puerto
  3. El control del acceso en función del tipo de dispositivo y usuario
  4. La micro-segmentación de la red en base a dispositivos y/o servicios
  5. El registro y auditoría del “SOC Industrial”

En palabras de Acacio Martín, Director Regional Fortinet España y Portugal, 

A lo largo de los más de diez años que llevamos protegiendo los entornos OT en el sector industrial y en infraestructuras críticas, hemos sido testigos de la evolución hacia una estrategia de seguridad en la que convergen TI y OT. Nuestra arquitectura de seguridad Fortinet Security Fabric sigue esta misma tendencia, aportando una amplia visibilidad en todo el entorno para gestionar fácilmente tanto la seguridad como las operaciones de red, abarcando desde el centro de datos, a la nube y al perímetro de la red. Este modelo de integración, permite a las organizaciones proteger sus entornos OT de una manera eficiente y que cumple con las normativas. Así, con más la visibilidad, control y detección analítica automatizada pueden ser más ágiles y simplificar su gestión, obteniendo un mayor nivel de protección y reducción del gasto operativo.”

El mercado de la ciberseguridad en España

Según IDC, el mercado de la ciberseguridad generará este año en España un volumen de negocio de 1.381 millones de euros. Lo que supondría un crecimiento del 6% con respecto a 2019.

En este contexto:

  • Los servicios de seguridad gestionada representarán un 27%
  • Los servicios de integración, un 25%
  • El software de integración end-point, un 17%
  • Los servicios de consultoría, un 15%
  • La seguridad para redes, un 12%
  • El software de identidad y confianza digital, un 4%

Además, con la vista puesta en los años venideros, IDC pronostica que para 2021:

El 50% de los consultores de los centros de operaciones de seguridad (SOC) elevarán su productividad gracias a la Inteligencia artificial y al aprendizaje automático.

En esta línea también cabe reseñar que:

Para 2022, el 35% de los clientes de servicios de seguridad gestionada (MSS) serán atendidos por proveedores de MSS en la nube. Debido a las cargas de trabajo que exigen los entornos cloud.

De hecho, con el aumento de la apuesta empresarial por la confianza digital, IDC Research España considera que para 2025 el 25% del gasto en servicios de seguridad se dedicará a desarrollar, implementar y mantener “frameworks de confianza digital”.

Para disfrutat del Webinar completo pincha aquí.

A lo largo de los más de diez años que llevamos protegiendo los entornos OT en el sector industrial y en infraestructuras críticas, hemos sido testigos de la evolución hacia una estrategia de seguridad en la que convergen TI y OT. Nuestra arquitectura de seguridad Fortinet Security Fabric sigue esta misma tendencia, aportando una amplia visibilidad en todo el entorno para gestionar fácilmente tanto la seguridad como las operaciones de red, abarcando desde el centro de datos, a la nube y al perímetro de la red. Este modelo de integración, permite a las organizaciones proteger sus entornos OT de una manera eficiente y que cumple con las normativas. Así, con más la visibilidad, control y detección analítica automatizada pueden ser más ágiles y simplificar su gestión, obteniendo un mayor nivel de protección y reducción del gasto operativo.”