08 Sep

¿Es la reestructuración de las TI una buena inversión?

Las empresas se reestructuran con frecuencia. A menudo, esto se debe a una necesidad del negocio: tal vez el entorno del cliente está cambiando. La empresa está evolucionando la forma en que agrega valor o simplemente está creciendo más allá de los límites de una estructura existente.

Las TI también se reestructuran periódicamente y, a veces, parece que se basan en la moda, tal y como la definen los analistas y consultores. Siendo un poco más caritativo diría que se basa más bien en una reacción a lo que no funciona. Planificar, construir, ejecutar y la “TI bimodal” son, en mi opinión, exactamente eso: reacciones a organizaciones de TI que tenían problemas de ejecución.

Esencialmente, las principales funciones de TI no cambian mucho por mucho que se rediseñen. Si observamos los datos mundiales de las funciones de la taxonomía de funciones de IDC (IDC’s Worldwide ICT Job Role Taxonomy, 2021), vemos todos los sospechosos habituales, y la mayoría de ellos han estado con nosotros durante años, si no décadas. Sí, el rol de diseñador de IoT es bastante nuevo y estoy seguro de que hay cientos de roles que son bastante nicho. “Mago del software” es uno de los que solía disfrutar y que, extrañamente, ha caído en desuso.

Roles en el trabajo

En la práctica, los roles apoyan los trabajos que hay que hacer… puedes tener entrenadores ágiles y maestros de scrum, puedes tener un “gestor de la nube” o un “jefe de ética de la IA”. A menudo se trata de funciones creadas a medida que las tecnologías del momento plantean nuevos problemas que deben gestionarse de nuevas maneras. O, en el caso de un maestro de scrum, se trata de una respuesta a un nuevo proceso exigido por la necesidad de una mayor calidad y una entrega más rápida.

Yo diría que tener funciones que se ajusten a la estructura organizativa no es un problema siempre que funcione. Pero, ¿cómo saber qué estructura aporta un beneficio real? ¿Es un gestor de relaciones comerciales un papel que siempre tiene valor o es una señal de que hay problemas de comunicación y de procesos entre TI y la línea de negocio (LOB) que deben abordarse en su origen?

Como todas las modas, hay formas antiguas de organizar que parecen “equivocadas”. La organización funcional grita “cuidado con las estufas”, igual que los vaqueros de campana bordados gritan “cuidado con los hippies”.

¿Es un proceso de trinquete en el que aprendemos lo que funciona mejor o es un círculo de desperdicio?

A veces es difícil saber si se van a obtener los “beneficios” de una reorganización antes de hacerla. Nos encontramos con organizaciones de productos de TI como una estructura que supera muchos de los problemas comúnmente asociados a una filosofía y estructura basadas en proyectos. Sin embargo, la descentralización de la TI en la empresa puede significar que la propiedad del producto de TI en la TI en lugar de la línea de negocio puede causar otros problemas, ya que la TI cambia una vez más de la entrega de la tecnología a ser un orquestador de los elementos de toda la empresa de los recursos, la gobernanza y la seguridad.

Soy un gran partidario de que la forma sigue a la función. En este momento, estamos ayudando a varios clientes a perfeccionar su transformación digital. Creemos que esto debe comenzar con el valor. Valor para el cliente y también para la empresa. El valor es notoriamente difícil de cuantificar y a menudo es visto de manera muy diferente por las distintas partes interesadas. Una de las cosas que estoy viendo ahora mismo es que las organizaciones reaccionan mal ante lo que podrían ver como limitaciones derivadas de las TI. El valor de una reorganización debe comunicarse de forma cuidadosa y consciente a las partes interesadas. O mejor aún, deben ver muy claramente el valor empresarial que se les ofrece y ayudar a desarrollar la estructura para conseguirlo.

La TI se reorganiza

En las situaciones en las que la TI se reorganiza a sí misma sin referencia o comunicación a las partes interesadas de la LOB -incluso si se hace con la mejor voluntad del mundo-, inevitablemente se siente como un punto de dolor adicional que la LOB no apreciará.

Entonces, ¿es valiosa la reorganización? Sí, en muchos casos lo es. Si tienes un problema, o sospechas que hay una forma mejor de organizarse, siempre vale la pena investigar. Le sugiero que no se adentre en el camino de la reorganización sin definir cuál es el valor que espera obtener y comprobar con sus asesores/pares que el valor tiene sentido. Después, comprueba el valor y la gestión del cambio con tus compañeros de empresa y con las personas que te planteas cambiar; de hecho, con todas las partes interesadas.

Hay que tener en cuenta que algunos cambios se hacen mejor poco a poco y otros deben hacerse de golpe. Hay situaciones que requieren ambos enfoques.

25 Ago

Únete al evento del año: IDC CIO 2021

Como todos los años después de las vacaciones de verano, en IDC arrancamos con el evento centrado en la labor del CIO.

En esta ocasión, la apertura de honor será de la mano de Doña Nadia Calviño, Vicepresidenta Primera y Ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

En este contexto, el CIO fue un pilar fundamental para salvar las empresas y en la actualidad el reto que abordan es el de acelerar los negocios digitales. Para ello, el corto plazo requiere empoderar al trabajador digital, generar confianza y abordar la deuda técnica. Modernizar las operaciones comerciales para aumentar la eficiencia y la resistencia de la cadena de suministro y lograr la hiperautomatización serán claves que permitan a las empresas escalar al siguiente nivel e implementar inteligencia para sentir, aprender y predecir el comportamiento del cliente. ​

El evento IDC CIO pondrá el foco en el footprint y las claves para acelerar los negocios digitales de en un contexto de profundo cambio. La realidad actual de las organizaciones exige:

  • La racionalización de herramientas y soluciones
  • Abordar la deuda técnica
  • Modernizar las aplicaciones heredadas y la cartera de infraestructura. Para así poder aprovechar la ola de innovación multiplicada que lleve a la organización al siguiente nivel.​

Los ponentes participantes compartirán su visión con la audiencia en esta cita única para los CIOs. Y, contaremos con la participación de directivos y máximos representantes de los equipos de research de IDC a nivel mundial, europeo y local, presencia institucional y medios de comunicación invitados.

PREMIOS IDC CIO 2021

Como es tradición, tendrán lugar los Premios IDC CIO durante el evento. Su fin es reconocer el trabajo y la trayectoria de los CIOs en el contexto actual.

Las candidaturas están abiertas a todos las empresas de todos los sectores siempre que sean usuarios tecnológicos.

Podrán participar empresas de todos los sectores siempre que sean usuarias de tecnología con su propia autocandidatura. Así como empresas proveedoras de tecnología nominando a alguno de sus clientes o proyectos implantados en ellos.

Categorías premiadas:

  • Iniciativa o proyecto de “Adopción de cloud y modernización de aplicaciones”
  • Iniciativa o proyecto de “Transformación de los puestos de trabajo
  • Iniciativa o proyecto de “Implementación de Tecnologías Disruptivas: Blockchain, Inteligencia Artificial, Robótica, Impresión 3D, IoT, 5G
  • Iniciativa o proyecto de “Experiencia de cliente”

El plazo para participar en los premios IDC CIO acaba el 10 de septiembre. Aprovecha esta oportunidad de ser reconocido el trabajo realizado en estos tiempos tan complicados.

¡Únete al evento #IDCCIO los próximos 22 y 23 de septiembre!

11 Ago

¿Código bajo? o, ¿código cero?

¿Has oído alguna vez decir que los ordenadores que se utilizaron para llevar a la gente a la luna son mucho menos potentes que los que hay en tu smartphone? Es cierto. De hecho, son menos potentes que lo que hay en tu lavadora, suponiendo que la hayas comprado en los últimos años. Todos hemos visto cómo la tecnología ha aumentado en capacidad y complejidad tanto como ha disminuido en tamaño físico. El código de la computadora de guiado del Apolo 11 se ha publicado recientemente en GitHub para que podamos maravillarnos de la ingeniería que se empleó en ese estupendo proyecto. Pero, si echas un vistazo a ese código, no es nada fácil de leer. Cuando tienes 64k de memoria con los que jugar (una cantidad tan inconcebiblemente pequeña para la mayoría de la gente ahora que ni siquiera vale la pena intentar describirla) tu código debe ser “cercano a la máquina”. Esto significa que no necesita mucha traducción para convertirlo en un verdadero lenguaje informático.

Con el paso del tiempo, los ordenadores se hicieron más potentes, más capaces de esa traducción, y se diseñaron más lenguajes de programación legibles para el ser humano. A principios de la década de 1980, a alguien se le ocurrió la idea de los lenguajes de cuarta generación (4GL). Este concepto es un lenguaje informático que está tan alejado de “la máquina” como para ser altamente comprensible por los humanos. Las herramientas suelen generar un código secundario en un lenguaje de programación más común (como C++) que, a su vez, se traduce al lenguaje propio de la máquina. De este modo, según la idea, podemos desarrollar software más rápido y de mayor calidad, sin necesidad de contar con todos esos complicados conocimientos que requerían los primeros programadores.

La oportunidad

Hoy en día, esas 4GL han reaparecido como herramientas de “bajo código” y “sin código”, como OutSystems, Mendix y Microsoft PowerApps, por mencionar algunas de las muchas herramientas disponibles. En los últimos años han cobrado más fuerza, lo que ha dado lugar al surgimiento de lo que se denomina “desarrollador ciudadano”. Se trata de un empleado que crea aplicaciones para su uso o el de otros, pero cuyo trabajo no es el de desarrollador a tiempo completo en el equipo de TI. En IDC hemos pronosticado que el número de desarrolladores de bajo o ningún código aumentará significativamente en los próximos años, y una buena proporción de ellos serán “desarrolladores ciudadanos”.

Para algunos, esto es alentador. En muchas organizaciones existe un auténtico déficit de competencias. Contratar a desarrolladores a tiempo completo es caro, si es que se puede encontrar, y perdemos mucho “know-how” si nos dejan, independientemente de lo bien que gestionemos nuestras bases de conocimiento y el código fuente. Además, el software se desarrolla a menudo sobre la base de unos requisitos mal interpretados, lo que lleva a una costosa reelaboración para alinearlo con los requisitos reales, incluso en un mundo ágil. Por eso, conseguir que los usuarios finales reales participen en la producción real del software puede ser una ventaja definitiva en muchos sentidos.

No es todo un camino de rosas

Sin embargo, para otros hay muchas preocupaciones. El desarrollo de software es una disciplina que ha crecido a lo largo de décadas y, aparte de las habilidades técnicas necesarias, hay un montón de costumbres y prácticas de gobierno importantes que los desarrolladores “a tiempo parcial” pueden no entender o aplicar. Aspectos como las pruebas estructuradas, el control de versiones, la seguridad y una estrategia de soporte a largo plazo deberían formar parte de todo programa de desarrollo, independientemente de las herramientas que se utilicen para crear el software.

El uso y abuso de los datos también es una consideración clave. Hay que asegurarse de que los datos que utilizan estas nuevas aplicaciones están actualizados, son relevantes y no suponen un riesgo potencial para la seguridad o la privacidad si se exponen a través de una de estas herramientas. Otro factor a tener en cuenta es que las aplicaciones que consumen datos de la empresa pero están mal escritas pueden inducir a error al usuario y potencialmente hacer que se tomen decisiones basadas en información errónea con un coste significativo. También hay que gestionar otras cuestiones, como la accesibilidad, el cumplimiento de las políticas de la empresa y la normativa. Se puede entender por qué algunos ven con horror la idea de un ejército de desarrolladores “amateurs”.

Para conseguir las numerosas ventajas de las herramientas de bajo o nulo código y, al mismo tiempo, mitigar estos riesgos, hay que abordar las cuestiones de gobernanza, y el equipo que debe ocuparse de ello es, por supuesto, el de TI. La gobernanza, que incluye herramientas, recursos y apoyo a estas actividades, convierte a los desarrolladores a tiempo parcial en auténticos “desarrolladores ciudadanos”. Si el director de informática no proporciona este apoyo, según mi experiencia, los desarrolladores a tiempo parcial harán su trabajo de todos modos, y el equipo de informática acabará limpiando el desorden.

Conclusión

Antes de embarcarse en cualquier implementación de herramientas de bajo o ningún código en su empresa, asegúrese de haber marcado estas casillas a través del equipo de TI y de haber comprendido los requisitos de soporte en el futuro.

  • Seguridad
  • Soporte de la aplicación
  • Formación
  • Valoración y gestión de los datos

Más información

03 Ago

Patrocina IDC Multiplied Innovation Digital Forum 2021

El próximo 21 de octubre tendrá lugar el evento de IDC centrado en la innovación Multiplicada: IDC Multiplied Innovation.

El evento engloba y visualiza todos los aceleradores que permiten lograr un concepto que acuño IDC en el pasado año: la innovación multiplicada. Una ecuación que parte del análisis de los datos generados, el escalado a todas las áreas y minimizado por la correcta aplicación de una política de seguridad que contemple este nuevo escenario digital.

Las empresas de todas las industrias, ahora más que nunca, necesitan tener visibilidad del estado de sus negocios y utilizar datos y conocimientos analíticos para tomar decisiones comerciales acertadas. Para sobrevivir y prosperar en estas condiciones de negocios desafiantes, las empresas están buscando desplegar la automatización impulsada por la inteligencia artificial (IA), aprovechar nuevas fuentes de datos, encontrar nuevas fuentes de ingresos con iniciativas de monetización de datos, y crear supermercados de datos para que puedan re-arquitecturarse como empresas de datos.

Las organizaciones deben pensar más allá de la tecnología para mejorar sus estrategias de datos y análisis. Se trata de imperativo que se invierta en personas y procesos, con la plena participación de la tecnología de la información y la línea de los negocios (LOB), de forma que se asegure que los usuarios confíen en la automatización y utilicen la automatización de manera responsable. La tecnología tiene que proporcionar acceso a fuentes de datos limpias, aprobadas y gobernadas (internamente o externamente) y herramientas que permitan a los usuarios experimentar, planificar y ejecutar simulaciones a escala.

TEMÁTICAS IDC MULTIPLIED INNOVATION

PATROCINA IDC MULTIPLIED INNOVATION

A diferencia de los eventos tradicionales, los eventos presenciales y digitales de IDC son liderados por el conocimiento de nuestros analistas expertos de la industria TI.

Es una oportunidad única para los patrocinadores a la hora de mostrar sus capacidades, además de hacer llegar su mensaje y generar nuevo negocio.