29 May

¿Facilitar el teletrabajo ante el Covid19?

Sin duda, el COVID-19 ha generado una situación de incertidumbre en las organizaciones, tanto económicas como operativas. Las empresas tienen la posibilidad de convertir la crisis de la COVID-19 en una oportunidad de negocio. ¿Cómo?

  1. Acelerando la aplicación de nuevas estrategias de transformación digital
  2. Impulsando conductas permanentes en el consumo y la entrega de productos y servicios informáticos.

Mesa redonda virtual junto a T-Systems

Es la principal conclusión de la mesa redonda virtual que IDC Research España ha organizado con la colaboración de T-Systems. Isabel Tovar, analista de IDC, ha confirmado que la mayoría de las empresas en España han adoptado políticas de teletrabajo. Bien porque ya se disponía de cierta política al respecto. O por la propia necesidad de garantizar la continuidad de negocio en aquellas industrias en las que ha sido posible. Eso reconocen el 52% de las empresas consultadas.

El impacto en las ventas, la rotura de la cadena de suministro y las dificultades para el trabajo en remoto han sido la tónica en las empresas españolas durante este periodo de confinamiento. El impacto económico total todavía no se conoce. Pero, es probable que esta crisis impulse un cambio sustancial y duradero en la industria. La eficiencia en las operaciones y las soluciones de continuidad de negocio son la principal prioridad de inversión actualmente.

El gasto de TI en su conjunto se reducirá fundamentalmente por la bajada de ingresos. Aunque no impedirá que ciertas categorías de gastos se vean impulsadas de manera positiva”. Subraya Isabel Tovar, analista de IDC Research España.

Según IDC, y teniendo en cuenta el escenario más probable:

“El crecimiento del gasto total en Europa en TIC para 2020 será del 1,4% en lugar del 2,8%”.

Por su parte, Ramon Martil, Head of Sales Private de T-Systems confirma que el camino hacia la desescalada pasa por acelerar la transformación digital y el ahorro como ejes principales. “La digitalización necesita un enfoque integral de cada uno de sus cuatro pilares: conectividad, digital, infraestructura cloud y ciberseguridad”.

Desarrollo y adopción de políticas de Smart Work en respuesta a la COVID-19 según IDC

Las empresas deben aprovechar al máximo esta oportunidad para convertir la crisis en una oportunidad de negocio:

  1. Acelerar la aplicación de nuevas estrategias de transformación digital,
  2. Apoyar a las empresas en la búsqueda de puntos de avance e innovación empresarial y
  3. Lograr un desarrollo corporativo saludable y sostenible.

En esta nueva etapa de desescalada el foco empresarial se centra en la continuidad del negocio. En la automatización como vía de lograr eficiencias y reducción de costes. Así como la búsqueda de nuevas vías de interacción y colaboración entre empleados y proveedores. Permitiendo así poder llegar con una propuesta de valor diferencial al cliente.

Según el Estudio del Impacto de la COVID-19 en la inversión TIC en España” publicado recientemente por IDC Research España:

El 25% de las empresas están destinando su inversión a tecnologías de colaboración para trabajo remoto. Mientras un 16% están aumentando sus capacidades de marketing digital para interactuar de forma remota con los clientes.”

En relación con los mayores desafíos en la implantación de estas políticas de Smart Work no sorprende encontrar la ciberseguridad y los riesgos de privacidad, claramente, como los retos más importantes a losque se enfrentan las organizaciones.

La falta de equipos y herramientas para poder teletrabajar provoca el impacto de la implantación de políticas de Smart Work. Ya que, hasta la aparición de la pandemia, muchas empresas no tenían definidos procesos para permitir estas políticas. Por lo que aparecen problemas no solo de seguridad sino de pérdida de productividad en la organización.

Las organizaciones buscan la eficiencia de las operaciones mejorando las conexiones entre recursos humanos, producción y los sistemas ERP. Minimizando así el impacto por la ausencia de empleados.

Ante estos datos, es evidente que el impacto de la COVID-19 acelerará los procesos de transformación digital. Facilitando la agilidad empresarial y manteniendo las políticas de Smart Work adoptadas”. Concluye Isabel Tovar.

Para más información, contacta con:

IDC Research España 

Laura Torrejón: ltorrejon@idc.com Teléfono: 917872162/ 600 490 33

IMEDIA Comunicación

aorenga@imediapr.es Teléfono: 34 690 841 109

28 May

El problema de la veracidad de los datos en un mundo Data Driven

La capacidad para determinar la validez de los datos que una persona u organización maneja en su día a día se está volviendo cada vez más difícil. La introducción de contenido deepfake y basado en IA incrementa la probabilidad de manejar este tipo de datos. Por ello, las empresas cada vez más se encontrarán compitiendo para convertirse en una fuente de datos válidos para terceros.

En este sentido, IDC prevé que durante 2020 se crearán 41ZB de nuevos datos en todo el mundo. Pero… ¿datos reales?

Por supuesto, los datos en sí son reales. Se habrán generado, pero la pregunta que debemos hacernos es si esos datos son auténticos. Es decir, provienen de una fuente u origen válido y pueden ser confiables.

Esto último es cada vez más importante. Esos datos han cambiado desde el momento en el que fueron creados o capturados hasta el instante justo de ser consumidos.

Por ello, esto es lo que se pone en tela de juicio, especialmente con el surgimiento de deepfake e informes creados por IA.

Las tecnologías de tercera plataforma que utilizamos en la actualidad están permitiendo la introducción de economías exponenciales. Habilitan un conjunto muy elevado de posibilidades para incrementar de una forma muy positiva la productividad de las organizaciones.

Pero a la vez, casi cualquier cosa puede utilizarse tanto para lo bueno y lo malo. Lo que se denomina “espada de doble filo”.  De hecho, la palabra deepfake es una composición de los términos deep learning (aprendizaje profundo) y fake (palabra falso en inglés). Es decir, es el uso de una tecnología de IA para generar contenido falso.

Y es justo este concepto el que aparece cuando analizamos el impacto que estas tecnologías han tenido en las organizaciones. El aumento de la capacidad de almacenamiento y computación en la nube ha permitido que deepfake esté habilitado.

Ejemplo del uso de deepfake

Pensemos un momento en una aplicación que permite la fusión de imágenes humanas reales con otras imágenes reales. Creando así una sola imagen o vídeo donde el resultado sintetizado parece tan real como los originales, pero es falso. ZAO es una empresa china que tiene este tipo de aplicación. Permite intercambiar caras de los usuarios con las de personajes en películas.

Este ejemplo, con fines de entretenimiento, muestra que la tecnología podría trascender este escenario. Pudiendo utilizarse en multitud de otros casos de uso no hechos para entretener ni tan controlados.

Los políticos han sido víctimas de deepfake y aparecen en vídeos diciendo cosas que nunca han dicho. Actores que aparecen en vídeos comprometidos que jamás han grabado. Y por tanto, que tienen el potencial de causar daño y vergüenza extrema.

Su impacto empresarial y social

Sin embargo, deepfake puede ir mucho más allá y los informes creados por IA podrían tener un impacto en el lado empresarial y social.

  • Generación de informes financieros que omitan cierta información importante para una empresa
  • Generación de noticias falsas para influir en las elecciones políticas o fomentar el caos entre un determinado grupo social
  • Generar informes generados que modifican indicios o pruebas. Utilizados por los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado para descubrir y atrapar a un delincuente en serie.

Este auge de las tecnologías de tercera plataforma ha favorecido la digitalización de las organizaciones. Ha colocado los datos en el corazón de este mundo digitalizado. Convirtiéndolo en un recurso como el agua y utilizándolos para obtener información sobre los flujos de trabajo del negocio. Con el fin de optimizar procesos, mejorar eficiencia, reducir costes, ofrecer servicio en tiempo real y aumentar ingresos y rentabilidad.

Y también en nuestra vida personal. Usamos los datos para hacer más eficientes nuestras actividades cotidianas. Para ayudarnos en la toma de decisiones y personalizar nuestras experiencias (dentro y fuera de casa).

Por eso es importante que nunca entender que la veracidad de los datos está garantizada por el proveedor de estos. Los consumidores son los que más en riesgo están. Dada su limitada capacidad para determinar la autenticidad de los datos que consumen. Ya sea que estén siendo leídos, vigilados o escuchados.

Sin duda, las empresas deben hacer más para llegar a ser conocidas como una fuente confiable de datos en un nuestro mundo cada vez más digital.

19 May

IDC Digital Accelerate Events

No es nuevo decir que estamos en un periodo que nunca habíamos vivido, un periodo de cambio y transformación. Y, si algo sabemos desde el sector de la tecnología, es que la adaptación frente al cambio es necesaria. No tiene que verse como algo negativo, sino como una evolución, una mejora.

Por ello, tenemos el placer de informaros del nuevo producto en el que hemos estado trabajando: IDC Digital Accelerate Events.

Como ya sabéis, realizamos eventos presenciales centrados en las temáticas digitales más importantes cada año. Siempre con el punto fuerte de ofrecer datos propios de gran relevancia para los clientes del sector.

Nada de esto cambiará con los nuevos eventos digitales que os presentamos. Seguirán teniendo la misma calidad de los presenciales.

Con los eventos digitales de IDC apoyamos a los proveedores tecnológicos a la hora de mantenerse y aprovechar nuevas oportunidades. Así como interactuar con su audiencia deseada de decisores tecnológicos.

Los proveedores tecnológicos que asocien su marca a los eventos digitales de IDC podrán:

  • Interactuar con sus potenciales clientes y conocer realmente sus prioridades de inversión
  • Aprovechar la marca IDC
  • Contar con contenido basado en la investigación de nuestros analistas mundialmente reconocidos

Si quieres conocer más acerca de los nuevos eventos digitales de IDC, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudaros con vuestras necesidades y, entre todos, seguir adelante con la actividad profesional.

Además, desde IDC hemos realizado un estudio sobre el impacto del COVID19 que está sufiendo la inversión en el sector TIC en España y está diponible aquí.

Stay safe!

11 May
Estudio_de_IDC_impacto_Covid19_España

Estudio impacto COVID-19 en España

El impacto del COVID19 en España está trascendiendo la esfera sanitaria, impactando intensamente en la economía.

Todos los gobiernos, incluido España, han adoptado medidas para contención del virus. Por ello, deben hacer frente a desafíos importantes para minimizar el impacto en las personas, la economía y las inversiones. Entre aquellos desafíos, destacan:

  1. El detenimiento de las operaciones producto del colapso de la demanda
  2. Las interrupciones en las cadenas de suministro
  3. Un momento de clara incertidumbre de mercado

En este escenario, International Data Corporation (IDC) prevé una importante desaceleración del gasto en tecnología en 2020 en España.

Se espera que las tasas de crecimiento del gasto en TIC para 2020 se reduzcan del 1,9% al 0,9%.

“Los factores que pesarán sobre la inversión irán desde la disminución de la demanda de los clientes hasta la ruptura de las cadenas de suministro“. Comenta Jose Cano, director de análisis de IDC España en la rueda de prensa realizada la semana anterior.

“No obstante, hay áreas en las que el gasto crecerá. Especialmente en aquellas áreas vinculadas a la transformación del puesto de trabajo, servicios en la nube y seguridad. Ya que, ponen de relieve como la tecnología puede ayudar a mitigar el impacto de esta nueva situación provocada por el virus”.

Toda esta información y mucho más en el informe sobre el impacto del COVID19 en España.