El mercado de las tecnologías de tercera plataforma crecerá de media un 13,3% anual desde 2022 a 2026

Durante el evento Future of Industries, inaugurado por  Isabel Valldecabres, presidenta y directora general de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) y que reunió a más de 100 directivos y profesionales destacados en el ámbito de la innovación, Ignacio Cobisa, consulting manager de IDC puso de relieve la importancia de los ecosistemas digitales. Especificó que las tecnologías que están impulsando estos ecosistemas son las denominadas de ‘tercera plataforma’, como nube pública, inteligencia artificial (IA), big data, IoT, seguridad, RPA, realidad virtual, etc., que son las que más van a crecer en los próximos años. En concreto, subrayó que el mercado de estas tecnologías de tercera plataforma crecerá de media un 13,3% anual desde 2022 a 2026, mientras que el mercado total de TI crecerá un 3,9%.Ignacio Cobisa (IDC).

También reseñó que el 25% de las nuevas aplicaciones de las organizaciones serán desarrolladas por consorcios dentro de su ecosistema sectorial en 2026. Y en ese mismo año, el 30% de los ingresos de las grandes empresas provendrá de iniciativas de operaciones, aplicaciones y datos compartidos en su ecosistema.

La presidenta de FNMT, por su parte, destacó la transformación que ha experimentado este organismo en los últimos años. “Hace años que evolucionamos para ser una industria de servicios. Por ejemplo, estamos liderando en identidad digital”, comentaba. Al hilo de ello, adelantó que la FNMT facilitará en pocos meses la videoacreditación para obtener su certificado CERES, evitando la necesidad de acudir físicamente a las oficinas habilitadas para ello. Además, explicó que el organismo está trabajando en proyectos de desarrollo y aplicación de la tecnología blockchain. También señaló que su nuevo centro tecnológico de Burgos estará operativo en la segunda mitad de 2023.

Apuesta por las tecnologías cuánticas

Durante la mesa redonda liderada por  Valentín García Souto, director de Innovación y Proyección Exterior de Lantik – Diputación Foral de Bizkaia, y en la que intervinieron varias empresas punteras que participan en el ecosistema cuántico puesto en marcha por la Diputación, se puso de manifiesto cómo las tecnologías cuánticas representan un cambio global y van a afectar a nuestras vidas. Intuimos para qué pueden valer. El tránsito es ir encontrando casos de aplicabilidad.

Enrique Solano, CEO de Quanvia, se refirió a algunas de las tecnologías cuánticas que ya están teniendo aplicaciones prácticas, como la sensórica o la simulación cuántica, por ejemplo. Javier González, CEO de Quantum Mads, especificó que su compañía ya está desarrollando modelos que incorporan computación cuántica y que son aplicados al sector bancario, apostando por la hibridación de computación tradicional y cuántica. Carlos Kuchkovsky, cofundador y CEO de QCentroid, apuntó que su empresa está buscando posibles casos de uso de computación híbrida, configurándose como una plataforma que permita que las soluciones planteadas por las startups se integren en el workflow de las empresas, con el fin de resolver sus necesidades.

Seguridad en la nube

Nicolás Corrarello, director de Ingeniería de soluciones EMEA de Wiz, centró su ponencia en la seguridad en la nube e hizo hincapié en el concepto de la responsabilidad compartida. “El proveedor de cloud con el que trabajamos nos da una serie de recursos y emplearlos bien es nuestra responsabilidad. Hay que ser claros en el modelo de responsabilidad compartida y entender dónde empieza y acaba la responsabilidad del proveedor y del cliente”. También expuso los principales aspectos que hay que atender para garantizar la seguridad en la nube, como incrementar la visibilidad y realizar un inventario completo de usuarios y permisos, monitorizar continuamente los riesgos y minimizar y ajustar los privilegios de cada usuario. 

La tecnología como facilitadora

Durante la mesa de debate sobre el papel la tecnología como facilitadora del negocio digitalJorge Martínez, director regional de OpenText para España y Portugal, destacó la capacidad que tiene la tecnología para romper silos. 

Óscar García, senior vicepresident for Strategy, Technology and Platforms en MCIS (Managed Cloud & Infrastructure Services) de NTT, puso el acento en el desarrollo del edge  computing en el entorno industrial. Rafael Laínez, CEO de Azken Muga, se enfocó en la creación de mundos virtuales y su aplicación al sector industrial, insistiendo en la importancia de crear estándares que permitan la interconexión de estos universos. 

José María Muñoz, senior Sales engineer de Liferay, se centró en la capacidad de generar valor que brinda la tecnología. “Si podemos juntar todo en un mismo sitio para que se visualice de un mismo modo, rompemos barreras y mejoramos la productividad”, apuntaba. Por su parte, Escolástico Sánchez, executive director de BBVA, compartió con los asistentes la experiencia de su entidad en la aplicación de la tecnología cuántica, en lo que lleva trabajando desde hace cuatro años. 

Transformación en B2B y experiencia del cliente

Durante su intervención, Javier Ahedo, partner manager España de Ibexa, expuso que apenas un 5% de las transacciones B2B se efectúan digitalmente. Indicó que uno de los motivos que dificultan la transformación del B2B es que las empresas creen que sus productos son demasiado complejos para ofrecerse por internet. Además, se trata de procesos en los que se ven involucradas muchas personas. En este sentido, explicó que su compañía puede ayudar a las empresas a digitalizar el B2B, sea cual sea su grado de madurez digital.

Pablo Rodríguez, vicepresidente del área de Enterprise Sales de Salesforce, se detuvo en la importancia de generar una experiencia de cliente hiperpersonalizada, omnicanal y en tiempo real. Apuntó que uno de los obstáculos es la existencia de silos de datos. “Las empresas utilizan cerca de 1.000 aplicaciones diferentes. Esto genera silos de datos que impiden extraer todo el valor de los mismos”, comentaba. Así pues, recalcó la necesidad de contar con herramientas que permitan “conectar con los clientes de manera distinta”, como su plataforma de CRM en tiempo real Customer 360. 

Digitalización y ecosistemas, impulso de la innovación 

Los participantes de la siguiente sesión departieron acerca de la importancia de la digitalización y de los ecosistemas como palanca de innovación en la industria. Cristina Martínez, Solution Sales specialist de IronMountain, detalló que una estrategia exitosa de digitalización debe contemplar la identificación de la información (saber qué se puede destruir y qué obliga a destruir la ley), su digitalización, el almacenamiento en una plataforma de acceso al contenido, la automatización y, finalmente, la aplicación de IA para extraer valor de los datos. Javier Rodríguez, senior key account manager de Logitech, insistió en la necesidad de la tecnología en un escenario en el que “el trabajo hibrido está para quedarse”. “El principal reto es mantener la equidad entre los usuarios en la oficina y los que trabajan remotamente”, anotaba. 

Marta Gil de la Hoz, directora de Estrategia e Innovación de Sacyr, defendió un modelo de colaboración. Asimismo, reconoció el impulso a la innovación que ofrece la tecnología. Destacó el uso de machine learning en el mantenimiento predictivo de carreteras o plantas de tratamiento de agua, la anticipación de la geotecnia en obras complicadas por su orografía, etc. Carlos Gustavo García, director de Innovación de Grupo Castrosua, también abogó por la colaboración. Además, indicó que la compañía está atenta a las tendencias de innovación en el sector de la movilidad, que pasan tanto por la aplicación de big data e IA en la logística o el transporte de pasajeros, la digitalización del puesto del conductor o el mantenimiento predictivo de los vehículos.

Innovación transversal

Fernando Muñoz, director del CIO Executive Council, de Foundry, dirigió la última mesa redonda de la jornada. “Innovar no es algo opcional para los negocios. La innovación se ha digitalizado y se extiende a toda la organización. Y no queda confinada a un solo departamento”, desgranaba. Isabel del Pozo, vicepresident head of IM Operations y DTO/IM de Airbus Defence and Space Spain, coincidía en que “la innovación ya no es de un equipo único, sino que está en todos los sectores de la empresa y va de la mano de la digitalización”. Jesús Miguel Alonso, director de Innovación de ACR Grupo, afirmó que su empresa quiere “liderar el cambio en la construcción hacia su industrialización”, con el fin de hacerla más sostenible e innovadora. Y este camino, incidió en la importancia de la digitalización.

Pablo Montoliu, chief Information & Innovation officer de Aon, precisó que su compañía contempla tres tipos de innovación: “core innovation, que es innovación que sucede dentro de cada área, país, negocio, etc;  core+, innovación across, que se produce en un sector o industria y que se aplica a otro cliente o sector; y net new innovation, nuevas líneas de producto o servicio que no son tradicionales”. Finalmente, Kiko León, chief Innovation & Information officer Spain de Decathlon, apuntó que la empresa es conocida por su innovación en producto, pero una de sus prioridades es la innovación en tienda para “facilitar que los equipos puedan dedicar tiempo a la atención al cliente”, como sucede con los sistemas de automatización de pago. 

La inversión en TI en España alcanzará los 53.500 millones de euros en 2023

  • La nube pública, las infraestructuras digitales y la IA serán las principales prioridades de inversión
  • La inversión en el puesto de trabajo en España crece un 18% en 2023 por delante de Europa
  • La ciber resiliencia será crucial para las estrategias de digitalización de las organizaciones con un aumento del 60% en su gasto anual
  • La sostenibilidad continúa escalando posiciones en las Predicciones de IDC para 2023
  • En 2026, una de cada tres empresas del G2000 destinará recursos a la formación de sus empleados relacionada con la Web3, el Blockchain y el Metaverso

Ante un panorama de posible recesión donde el 76% de las organizaciones europeas lo ve más que probable, IDC España ha revelado, en su encuentro anual de presentación de las Predicciones Tecnológicas que marcarán el nuevo año, que la inversión en IT por parte de las empresas españolas sobrepasará los 53.500 millones de euros en 2023, suponiendo un incremento del 3,4% con respecto a 2022.

Según confirma IDC, el gasto en tecnología digital de las organizaciones crecerá ocho veces más que la economía en 2023, estableciendo una base para la excelencia operativa, la diferenciación competitiva y el crecimiento a largo plazo.

La infraestructura digital es esencial para el éxito empresarial y es una de las razones más poderosas de este incremento de la inversión. Por una parte, se está produciendo el paso de la ejecución de los negocios digitales a ingresos digitales y, en segundo lugar, una de cada dos empresas está ya generando el 40% de sus ingresos a través de la digitalización.

Prioridades de inversión tecnológica en España para 2023: nube pública, infraestructuras digitales e inteligencia artificial

La primera prioridad de inversión IT en España es el indudable paso de la cloud híbrida a la nube pública. Las empresas se están pasando mayoritariamente a cloud. En este sentido, según explica Jose Antonio Cano, director de análisis y consultoría de IDC, el 56% de las organizaciones europeas demandan en la actualidad soluciones de observabilidad extremo a extremo a través de cloud y entornos multicloud.

La segunda prioridad de gasto TI viene marcada por el paso que están dando las compañías de proyectos puntuales de transformación digital a un modelo de negocio totalmente digital donde aparece el FinOps como cambio de cultura centrado en las personas, los procesos y la colaboración. Por tanto, las complejidades del negocio digital y las presiones presupuestarias de TI impulsarán al 70% de las empresas del G1000 a aumentar la madurez de FinOps con devoluciones de cargos granulares, evaluación comparativa y optimización de múltiples nubes en 2024.

En este sentido también, IDC predice que para 2026, el 40% de los modelos de inteligencia artificial (IA) incorporarán múltiples modalidades de datos para mejorar la eficacia del aprendizaje y resolver las actuales deficiencias de conocimiento cotidiano en las soluciones de IA de una sola modalidad.

La inversión en el puesto de trabajo en España crece un 18% en 2023 por delante de Europa

La inversión en el puesto de trabajo en España crece un 18% en 2023 situándose por delante de Europa. No obstante, el dato más revelador es que las empresas buscan ser más eficientes. Por ello impulsados por la escasez de competencias, los CIO que inviertan en plataformas de adopción digital y tecnologías de aprendizaje automatizado verán un aumento del 40% en la productividad en 2025, proporcionando una mayor velocidad a la experiencia del empleado.

Por otra parte, cabe destacar que en 2024 el futuro del teletrabajo a nivel mundial superará los 235.000 millones de dólares

La ciberresiliencia,  crucial para las estrategias de digitalización de las organizaciones

En este ámbito, IDC España ha destacado que el uso de la tecnología ‘deepfake’ entrañará incrementar la inversión en soluciones de gestión de la identidad para evitar ciberataques que aumenten el riesgo de fraude de identidad, engaño financiero y desinformación. Como consecuencia, el 60% de las principales empresas europeas habrá aumentado su gasto anual en ciberresiliencia en un 20% para proteger sus inversiones digitales contra el ciber riesgo, lo que supondrá un gasto adicional de 5.900 millones de euros en seguridad en 2024. “La ciberresiliencia no solo tiene que ver con el valor de la empresa y la reducción del riesgo empresarial, sino también con la seguridad económica nacional”, argumenta José Antonio Cano.

Para 2026, el 30% de las grandes organizaciones empresariales migrarán a centros de operaciones de seguridad autónomos a los que accederán equipos distribuidos para agilizar la reparación, la gestión de incidentes y respuesta a amenazas.

La sostenibilidad escala posiciones en las Predicciones de IDC para 2023

IDC España se ha mostrado muy contundente sobre el papel de la sostenibilidad en la digitalización. En 2024, el 80% de las empresas del G2000 capturarán sus datos de carbono e informarán de su huella de carbono a nivel empresarial utilizando métricas cuantificables, en comparación con el 50% actual.

En 2026, el rendimiento ESG se considerará uno de los tres principales factores de decisión para la compra de equipos informáticos y más del 50% de las licitaciones incluirán métricas relativas a las emisiones de carbono, el uso de materiales y las condiciones laborales.

Web 3 como próximo destino

En 2026, una de cada tres empresas del G2000 destinará recursos a la formación de sus empleados relacionada con la Web3, el Blockchain y el Metaverso.

IDC FutureScape: Worldwide Future of Trust 2023 Predictions

El pasado siempre da información al futuro, por lo que sería difícil hablar de Future of Trust sin reconocer el importante impacto que la pandemia de COVID-19 ha tenido en la tecnología. Empujadas a apoyar modelos de trabajo remotos e híbridos, las organizaciones se apresuraron a establecer la infraestructura necesaria para seguir operando, mientras las personas incorporaban más tecnologías e identidades digitales a sus experiencias cotidianas.

En Future of Trust ponemos de manifiesto el empuje y el tirón de los servicios digitales. Con la creciente prevalencia de los servicios basados en la nube, se recogen y analizan mayores volúmenes de datos, lo que impulsa la necesidad de una mayor automatización para proporcionar información sobre los datos, así como innovación en materia de inteligencia artificial para mejorar los puntos débiles experimentados por las organizaciones y sus clientes.

Mientras tanto, los consumidores son cada vez más conscientes y sensibles a las violaciones de datos a medida que las ciberamenazas aumentan en número y sofisticación. Los principios de privacidad por diseño se están reevaluando a medida que los clientes se vuelven más curiosos y cautelosos sobre el uso de su información personal. Y, aunque las normas y reglamentos relativos a dónde y cómo se almacenan y transmiten los datos están cambiando, las empresas reconocen que sus clientes no pueden tolerar interrupciones en las infraestructuras digitales que sustentan su trabajo y su vida cotidiana.

Toda esta incertidumbre está impulsando a las organizaciones a recurrir a “la certeza de los datos”. En nuestras 10 principales predicciones sobre Future of Trust demostramos que la privacidad, la seguridad, el cumplimiento, el riesgo y la ESG son los elementos fundamentales que componen el Marco de la Confianza en toda visión estratégica basada en datos. Esta relación entre el conocimiento de los datos y la confianza es circular. Los clientes confieren confianza a las organizaciones que comparten de forma transparente la información basada en datos, pero la confianza es un requisito previo para superar la reticencia de los consumidores a compartir los datos personales necesarios para generar información organizativa de alta calidad.

Predicción 1: En 2026, el 30% de las grandes organizaciones empresariales migrarán a centros de operaciones de seguridad autónomos a los que accederán equipos distribuidos para acelerar la corrección, la gestión de incidentes y la capacidad de respuesta.
Predicción 2: Para 2024, el 35% de las organizaciones emplearán a un ingeniero de privacidad para hacer operativos los principios de Privacidad por Diseño en los sistemas de TI, los procesos y la estrategia de desarrollo de productos.
Predicción 3: Para 2024, el 30% de las organizaciones fuertemente reguladas adoptarán tecnologías de computación confidencial para combinar y enriquecer los datos sensibles críticos para las aplicaciones de computación multiparte, preservando la privacidad.
Predicción 4: Para finales de 2024, el 65% de las grandes empresas exigirán controles de soberanía de datos a sus proveedores de servicios en la nube para cumplir con los requisitos normativos de protección de datos y privacidad.
Predicción 5: Para 2026, impulsadas por el fuerte crecimiento normativo, la brecha de talento y las medidas de eficiencia de costes, el 40% de las organizaciones invertirán en servicios de cumplimiento como servicio para cumplir con sus mandatos normativos.
Predicción 6: En 2027, el 60% de las empresas del G2000 adoptarán evaluaciones de riesgo continuas en lugar de auditorías de seguridad anuales, apoyándose en los proveedores de servicios para limitar la carga de las políticas, las prácticas y la deuda técnica.
Predicción 7: Para 2025, la SEC publicará normas para la puntuación de los riesgos cibernéticos, y las empresas que cotizan en bolsa estarán obligadas a actualizar e informar de esta puntuación anualmente.
Predicción 8: En 2024, el 30 % de las organizaciones avanzará en sus métricas y gestión de datos ESG más allá de las capacidades de información para generar ventajas competitivas y de costes impulsadas de forma sostenible.
Predicción 9: Para 2024, el 75% de las grandes empresas implementarán software de gestión de datos ESG y de presentación de informes con fines específicos como respuesta a la legislación emergente y a las mayores expectativas de las partes interesadas.
Predicción 10: Para 2025, el 45% de los directores generales, fatigados por el gasto en seguridad sin un retorno de la inversión predecible, exigirán métricas de seguridad y medición de resultados para evaluar y validar las inversiones realizadas en su programa de seguridad.

Los nuevos imperativos del CIO

El 74% de los CIO encuestados por IDC este año son conscientes de que su rol debe mutar para evolucionar de ser un perfil puro de liderazgo tecnológico a responsabilizarse también de la estrategia de negocio. Este, apunta José Antonio Cano, director de análisis y consultoría de IDC en España, es, de hecho, “el gran reto” de estos directivos, que ven “cómo sus funciones cada vez son más absorbidas por los líderes de las líneas de negocio, que cada vez tienen más peso en la toma de decisiones tecnológicas”.

Los CIO, añade el experto, se hallan ante una disyuntiva: “Seguir desempeñando el rol tradicional del CIO, centrado en la gestión tecnológica pura y dura, o transformarse en un orquestador de tecnología y negocio y asumir una actitud de liderazgo con el fin último de aunar ambos mundos: TI y Negocio; una opción que implica necesariamente que estos directivos justifiquen muy bien su valor y convenzan a la alta dirección del impacto que la tecnología tiene en el negocio”.

“La postura del CIO tradicional está abocada a la extinción”

El escenario incierto y cambiante, asegura Cano, está acelerando esta mutación. “Si, según nuestras previsiones de este año, el 60% de los CIO serán medidos en 2023 por su capacidad de generar negocio, ahora, además, la tendencia pasa por exigirles nuevos modelos operativos para transformar el flujo de valor y hacer frente a la actual volatilidad del mercado. Por todo esto podemos afirmar que la postura del CIO tradicional está abocada a la extinción”.

Los nuevos imperativos para el CIO 

¿Qué implica el nuevo rol del CIO? El primer imperativo, según la firma de análisis, es que sea capaz de expandir nuevos modelos de negocio y ”asumir el rol de mentor junto al resto de responsables de las unidades de negocio”. Este, explica Cano, va unido al segundo, que no es sino pivotar hacia nuevos modelos operativos de negocio que den respuesta a los actuales requisitos de agilidad empresarial.

El tercer imperativo del CIO es conseguir la integración de la automatización dentro de la organización. “Las compañías y organizaciones en general organizan sus procesos de negocio en silos: recursos humanos, ventas, etc. Pero en los tiempos que corren hay que adoptar un modelo más integrado de organización en el que la automatización se abrace de forma transversal”.

Otro requisito clave para este nuevo CIO está relacionado con el puesto de trabajo o, más bien, dice el analista, con el empleado en sí. “Llevamos ya tiempo hablando de las bondades de impulsar la cultura de la experiencia de empleado en las organizaciones (con impactos positivos en el compromiso de los trabajadores respecto a sus empresas, en la productividad de estos y en el ROI) pero ahora hay que dar un paso más para mejorar la eficacia de estas prácticas que se están ahora gestando”.

La sostenibilidad, tanto en los costes como en el aspecto medioambiental, es el último gran imperativo para el CIO de nueva generación. “Estos perfiles deben ir adoptando prácticas como FinOps, para mejorar la gestión económica de los proyectos de TI, y adoptar métricas en materia de sostenibilidad, sobre todo teniendo en cuenta el complejo escenario actual, marcado  por una inflación disparada que no parece que podrá controlarse hasta 2023, y por la amenaza de la guerra nuclear, que también está ahí, y que puede poner en riesgo la cadena de suministro. Por no hablar del elevadísimo coste actual de la energía…”, culmina el experto.

Si eres CIO y lideras proyectos innovadores presenta tu candidatura a los premios CIO 100 Awards

Si quieres participar en la ceremonia de entrega de premios pincha aquí para ver la información